• Hoy 30 - Zárate - 14.1° / 17.5°
    • Despejado
    • Presión 1008 hpa
    • Humedad 51%
  • Pese a la prohibición de permanencia, muchos eligen espacios públicos para salidas recreativas

    4/8/2020

    Para algunas personas salir es un tema de salud mental, luego de cuatro meses y medio de cuarentena. Por su parte, para el municipio y en virtud del decreto de aislamiento obligatorio presidencial, a raíz de la pandemia, sólo se deben realizarse las actividades esenciales, desde las compras domésticas hasta el trabajo, y salir lo menos posible a la calle.
    En tanto para los comerciantes, deben reabrir las puertas de sus comercios porque la situación económica es insostenible.
    Pero para el gobierno nacional y provincial, todas las actividades industriales y comerciales de gran escala, por más que no sean alimenticias, también son esenciales porque ayudan a equilibrar la balanza comercial y evitar aún más déficit fiscal.
    Y finalmente para los médicos, salir en pleno invierno es una locura pero necesitan que la gente salga para ir a las consultas médicas, las cuales se interrumpieron desde el 20 de marzo pasado.
    Diferentes actores sociales tienen diferentes puntos de vista en medio de una pandemia que está lejos de su control en función del aumento de casos. El problema es la extensa duración que nadie preveía. Por lo tanto es lógico que surgan perspectivas bien diferentes y que éstas, indefectiblemente, entren en conflicto cuando los ciudadanos piensan que un contexto inédito de esta magnitud termina socavando sus libertades individuales. Hasta contradicen directamente los dichos del presidente Alberto Fernández, cuando dice que para tener libertad hay que estar vivo y, al mismo tiempo, permiten reabrir café y cervecerías pero no dejan caminar a personas por espacios públicos.
    Este fin de semana, y a raíz de los días templados, mucha gente salió a los espacios públicos pese a que esta prohibida su permanencia. Esto obligó al municipio a reforzar su campaña sanitaria y de seguridad, regresando los altoparlantes de DPU y el control de la circulación de personas.
    De hecho el municipio decidió intensificar el “Programa de Desinfección en Espacios y Vía pública”, reiterando a la vez, la importancia de que las vecinas y vecinos no acudan a los espacios públicos, ya que no está permitido, en el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19.
    Pero ocurrieron diferentes hechos que terminaron enfrentando al personal municipal con los vecinos que se encontraban en el parque urbano, un lugar no permitido.
    A través de diferentes videos en redes sociales y recogiendo el testimonio de frentistas y ciudadanos, el personal encargado de desinfectar comenzó a sanitizar con vapor todo el parque urbano aún con mucha gente circulando; mojando y avanzando hacia las personas.
    Luego los testimonios hablaron de una fumigación con humo que también realizaron sin miramientos aún con mucha gente y niños circulando por este lugar, el cual el municipio dispuso la prohibición de permanencia.
    Según el municipio, estas tareas se efectuaron en el Parque Central Urbano, Costanera y Pasaje Tabocchini, entre otros puntos. Allí personal del Programa de Desinfección y de la Dirección de Prevención Urbana desplegaron las acciones de limpieza e higiene de los sectores mencionados y tomaron contacto con los vecinos que se encontraban en los mismos explicándoles sobre la importancia de que cumplan las normativas vigentes, en este caso se pide el cumplimiento de respetar la modalidad de salidas de esparcimiento (máximo 60 minutos, en un radio de 500 metros del domicilio), de lunes a lunes, en el horario de 14 a 18 horas.

    Las salidas recreativas

    En esta fase 4, las salidas recreativas se pueden realizar todos los días de 14 a 18 horas (con un máximo 60 minutos, en un radio de 500 metros del domicilio).
    “No están permitidas las actividades deportivas, las reuniones sociales, la permanencia en el espacio público, como parque urbano, plazas y paseo de la ribera, y que el esparcimiento sólo debe realizarse a 500 metros del domicilio de las personas, por un máximo de una hora, el distanciamiento social y tener la conducta suficiente al cumplir cada una de las normas, en el marco de esta emergencia sanitaria, será el paso más importante, la ciudadanía no debe relajarse, los casos no disminuyen y debemos seguir cuidándonos”, señalan desde la Municipalidad sobre esta actividad permitida desde el cambio de fase.