• Hoy 19 - Zárate - 12.4° / 13.8°
    • Despejado
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 39%
  • El robo de baterías: un delito que crece

    6/8/2020

    Detrás de la sustracción de baterías de automóviles y camiones existe el mercado negro del plomo y la reventa en el circuito ilegal. Los propietarios de estos últimos vehículos son los más perjudicados por el alto costo que tiene su reposición. Cada batería de camión tiene un costo estimado de 16.000 pesos, por eso en algunos casos, quienes las sustraen utilizan cómplices que se contactan con el damnificado y le dicen “sabemos quién te robó las baterías, danos 2.000 pesos y te las conseguimos”. Los malvivientes saben que si las venden para su desguace no obtienen más que 800 pesos por el plomo que contienen en su interior.
    Los camiones son los más afectados, primero porque las tienen en la parte externa y segundo porque son estacionados en lugares en donde hay poco tránsito de vehículos o personas, lo cual le facilita la labor a los delincuentes.
    Pero no sólo los camiones sufren los robos, sino también automóviles de más de 15 años de antigüedad, ya que estos son fáciles de abrir, no poseen tantos elementos de seguridad y la extracción de la batería es una labor sencilla. En este caso la persona al reponer la batería debe abonar entre 3.000 y 5.000 pesos, el costo varía de acuerdo al tipo de vehículo, si es naftero, gasolero o a GNC.
    En cuanto al modus operandi de los ladrones es siempre el mismo. En los últimos días, un video que se viralizó mostraba que a un joven le alcanzaron menos de cien segundos para levantar el capot de un Ford Ka estacionado, sacar la batería e irse.
    En muchos casos las víctimas se resignan a comprar una batería nueva y no realizan denuncia policial. “Es más el tiempo que pierdo para hacer la denuncia, si total nunca las encuentran”, confesó a este diario un automovilista al que le sustrajeron las baterías en dos ocasiones.
    EL COSTO DE REPONERLA
    Comerciantes del rubro baterías, señalaron que “siempre viene mucha gente para reponer la batería que le han sustraído, habría que sacar una estadística pero en el 2019 el robo se incrementó considerablemente y no solo sustraen las baterías sino que también les han cortado todos los cables con lo que el daño es mucho mayor.
    En cuanto a los montos, el costo de una batería para un vehículo naftero oscila entre los 4.000 y los 5.000 pesos, pero si el rodado es alimentado a GNC o gasoil, se debe hablar de entre 5.000 o 5.500 pesos estos precios corresponden a baterías de segundas marcas pero si se habla de baterías de primera marca, fabricadas en Brasil, el valor se incrementa considerablemente.
    COMPRA CALLEJERA
    En los últimos tiempos, se ha visto circular en la ciudad de Zárate,-también en Campana-, un móvil con parlante que ofrece comprar baterías de vehículos. Una especie de chatarrero móvil que recorre las calles en busca de compradores que tal vez puedan ser ladrones de baterías. Sería bueno poner atención en este tema porque mientras haya mercado no sólo de baterías sino también de objetos de bronce o cables, seguirán los robos de estos bienes.

    Comerciantes del rubro baterías, señalan que “siempre viene mucha gente para reponer la batería que le han sustraído”.