• Hoy 30 - Zárate - 13° / 15.2°
    • Despejado
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 82%
  • Con sirenas y bocinas uniformados se sumaron al reclamo de la Policía

    10/9/2020

    Días atrás, el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, anunció un aumento salarial para los efectivos policiales del territorio bonaerense, pero esta decisión no alcanzó para desactivar las protestas de los uniformados que argumentan escasez de recursos, además de los aumentos.
    Una gran desaprobación de un amplio sector del arco político y de la población, recibió la manifestación llevada a cabo por efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires en la Quinta Presidencial de Olivos, así como también en la residencia de la gobernación en La Plata. Si bien algunos ven con buenos ojos el reclamo y aducen que se trata de una protesta legítima, otros ven en este accionar un importante componente de excesos por parte de los miembros de la fuerza en su reclamo y una gravedad política en su accionar.
    De hecho, el propio presidente del bloque UCR en la Cámara de Diputados de la Nación, Mario Negri, fue uno de los opositores que cuestionó la forma de proceder de los uniformados: “Un reclamo laboral de quienes deben trabajar por la seguridad de los argentinos es legítimo, pero es inaceptable que su canal de expresión sea una manifestación de los uniformados ante la Quinta de Olivos. No se puede poner en jaque las instituciones democráticas de ese modo”.
    CARAVANA EN ZARATE
    En Zárate, el escenario es de una “tensa calma” remarcaron fuentes consultadas por este medio con llegada a la cúpula policial local, pero sería ingenuo pensar que no existe una preocupación latente, tanto en los altos mandos policiales, como en el propio gabinete municipal. Por el momento, tanto el pasado martes como en la jornada de ayer, un grupo de efectivos del Comando de Patrullas llevó a cabo acciones de “acompañamiento” al reclamo, con caravanas y bocinazos sobre avenida Antártida Argentina.
    Según comentaron las mismas fuentes, por el momento se sigue respetando la cadena de mandos y hasta el momento no trascendieron intenciones de protestas en la ciudad, aunque estas acciones tampoco fueron descartadas.
    En redes sociales no fueron pocos los cuestionamientos a las formas del reclamo por parte de los vecinos, que desaprobaron la utilización de los móviles (propiedad del Estado Provincial) y del combustible para ejecutar la protesta.