• Hoy 28 - Zárate - 14.4° / 14.8°
    • Lluvia
    • Presión 1015 hpa
    • Humedad 74%
  • “Sólo queremos sobrevivir”: el pedido de gimnasios y centros de actividad física

    30/9/2020

    Desde que la pandemia de Covid 19 llegó al país y el Gobierno Nacional determinó el aislamiento social preventivo y obligatorio, varios sectores de la población comenzaron a sentir el impacto de la depresión comercial debido a la restricciones a la circulación, como así también a determinadas actividades.
    Si bien esta es una situación que se repite en distintos puntos del país, principalmente en aquellas regiones más afectadas por la transmisión comunitaria del virus, en el caso de Zárate desde hace algunas semanas se inició un lento proceso de apertura de algunos rubros, con modalidades de venta muy alejadas de la etapa pre-pandemia, pero que al menos permite a los comerciantes generar ingresos para sobrevivir.
    En este marco un grupo de vecinos de la ciudad que también son propietarios de gimnasios y centros de actividad física, difundieron una carta abierta a la sociedad y a la clase política, donde expusieron el duro momento que les toca atravesar.
    “Nuestro trabajo y sostén de vida, era atender y brindar servicio a la ciudadanía zarateña, a quien de diversas formas ayudábamos a ejercitarse y cuidar su salud física y mental. Hoy ya estamos transitando el séptimo mes de inactividad laboral. Las normativas actuales no contemplan a nuestro rubro como ‘permitido’, a pesar de que en el mundo entero, no hay indicios de que nuestra actividad sea insegura. Algunos de los gimnasios de la ciudad, no han podido aguantar y han cerrado. Es un sueño que se terminó. Es frustración”, dice la misiva difundida en medios de comunicación y redes sociales.
    Se trata de una situación crítica y los propietarios -que en muchos casos cuentan con empleados y cargas sociales que sostener- ya no resisten este escenario.
    “Ese final empieza a ser potencialmente posible para muchos otros, porque ya hemos llegado a nuestro límite. Queremos seguir cumpliendo. Pero no queremos que nuestro emprendimiento deba cerrar, no queremos quebrar”, remarcaron.
    En el documento, los vecinos extendieron su pedido a la clase política de la ciudad y la provincia para abrir un canal de diálogo que permita evaluar las alternativas posibles para contener este escenario, ya sea con aperturas a traves de estrictos protocolos o con recursos económicos.
    “Sólo queremos sobrevivir. Creemos firmemente que con protocolos, nuestra actividad es más segura que muchas de las que están permitidas, solicitamos ser escuchados”.

    Propietarios de gimnasios de la ciudad se unieron ante la difícil situación que tienen que atravesar.