• Hoy 25 - Zárate - 19.1°
    • Lluvia
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 98%
  • Semana de definiciones para las actividades religiosas

    26/10/2020

    El Ejecutivo municipal autorizó la ampliación horaria de las actividades religiosas por decreto sin distinción de culto. Ahora se podrán desarrollar de lunes a domingos en el horario de 8 a 20 horas.
    De forma automática, fieles de varias religiones comenzaron a preguntar a sus referentes pastorales por los nuevos horarios de misa y la posibilidad de retornar al templo.
    Pero lo concreto es que todavía esta semana se reunirán representantes de cada una de las religiones con funcionarios municipales para consensuar cómo volverán las actividades con el nuevo horario habilitado. Luego será momento de que los sacerdotes o pastores de cada una de las religiones definan “puertas adentro” cómo seguir y finalmente el desarrollo de nuevas actividades pero que, estiman, tendrán lugar recién en noviembre.
    Estricto protocolo sanitario
    El comunicado municipal hizo especial hincapié en el cumplimiento del protocolo sanitario y de funcionamiento para la actividad litúrgica aprobado por la Provincia de Buenos Aires. Asimismo, plantea que se fiscalizarán y controlarán estas actividades de parte de empleados municipales con la posibilidad de que el Juzgado de Faltas municipal en turno tome intervención para sancionar en caso de infracciones al reciente decreto y al protocolo sanitario provincial.
    No volverán las celebraciones masivas
    Según el protocolo, no se permitirá ningún tipo de celebraciones religiosas que impliquen la concurrecia masiva de personas; como por ejemplo misas, bautismos, casamientos, comuniones, bat mitzvah, bar mitzvah, iom kipur, shabat, rosh hashaná, año nuevo musulmán, ramadán, eid el fitr, etc. Estas celebraciones religiosas podrán ser transmitidas desde cada establecimiento vía streaming.
    En cuanto a lo que se habilitará tras el decreto municipal, tendrá que ver con el ingreso de feligreses a los establecimientos religiosos, que sólo se permitirá con el fin de realizar oraciones, siempre que no se exceda el tercio de la capacidad del lugar. Y en este sentido, el protocolo establece que la permanencia dentro del establecimiento deberá ser por turnos de 20 minutos, dejando un tiempo de 10 minutos para limpiar e higienizar el lugar antes de que ingresen nuevas personas.
    Aparte el uso de tapaboca y nariz será obligatorio en todo momento, los asistentes deberán guardar distancia entre sí y el templo deberá contar con una puerta para el ingreso y otra diferente para el egreso de las personas, de modo tal de evitar aglomeración.

    Parroquia Nuestra Señora del Carmen.