• Hoy 30 - Zárate - 23.3° / 23.7°
    • Despejado
    • Presión 1018 hpa
    • Humedad 30%
  • Fiebre amarilla: vacunan en el Hospital de Campana

    29/10/2020

    La Secretaría de Salud del Municipio de Campana informó que el Hospital “San José” continúa aplicando la vacuna contra la fiebre amarilla y lo realiza únicamente con turno previo al que se puede acceder por teléfono.
    Los interesados podrán llamar al 03489-492810 de lunes a viernes de 7 a 12. La vacuna se aplica los días viernes y se debe concurrir con orden médica y DNI.
    La vacunación se recomienda a partir de los 9 meses hasta los 60 años. No obstante, quedan excluidas las personas alérgicas al huevo, que tomen corticoides, que realicen quimioterapia y tratamiento artritis reumatoidea, o que hayan recibido dentro de los 28 días previos otra vacuna.
    Y deberá ser aplicada con al menos 10 días de anticipación al viaje para que se generen los anticuerpos.
    La vacunación es la medida más importante para prevenir la fiebre amarilla. Para prevenir las epidemias en zonas de alto riesgo con baja cobertura vacunal es fundamental que los brotes se identifiquen y controlen rápidamente mediante la inmunización. Para prevenir la transmisión en regiones afectadas por brotes de fiebre amarilla es importante que se vacune a la mayoría de la población en riesgo (80% o más).
    La vacuna contra la fiebre amarilla es segura y asequible, y una sola dosis es suficiente para conferir protección de por vida, sin necesidad de dosis de recuerdo.
    QUE ES LA FIEBRE AMARILLA
    La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados. El término “amarilla” alude a la ictericia que presentan algunos pacientes.
    Los síntomas de la fiebre amarilla son: fiebre, cefaleas, ictericia, dolores musculares, náuseas, vómitos y cansancio.
    Una pequeña proporción de pacientes infectados presentan síntomas graves, y aproximadamente la mitad de estos casos fallecen en un plazo de 7 a 10 días.
    El periodo de incubación es de 3 a 6 días. Muchos casos son asintomáticos, pero cuando hay síntomas, los más frecuentes son fiebre, dolores musculares, sobre todo de espalda, cefaleas, pérdida de apetito y náuseas o vómitos. En la mayoría de los casos los síntomas desaparecen en 3 o 4 días.
    El virus es endémico en las zonas tropicales de Africa y de América Central y Sudamérica. Hay 47 países de África (34) y América Central y Sudamérica (13) en los que la enfermedad es endémica en todo el país o en algunas regiones.
    Las grandes epidemias de fiebre amarilla se producen cuando el virus es introducido por personas infectadas en zonas muy pobladas, con gran densidad de mosquitos y donde la mayoría de la población tiene escasa o nula inmunidad por falta de vacunación. En estas condiciones, los mosquitos infectados transmiten el virus de una persona a otra.
    La fiebre amarilla puede prevenirse con una vacuna muy eficaz, segura y asequible. Una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de recuerdo.
    Un buen tratamiento de apoyo en el hospital aumenta la tasa de supervivencia. No hay tratamiento antivírico específico para la fiebre amarilla.
    La Estrategia para Eliminar las Epidemias de Fiebre Amarilla es una iniciativa sin precedentes. Con la participación de más de 50 asociados, la alianza EYE presta apoyo a 40 países en riesgo de Africa y las Américas para prevenir, detectar y responder a los casos sospechosos y a los brotes de fiebre amarilla.