• Hoy 7 - Zárate - 10° / 15.4°
    • Despejado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 80%
  • Quejas y malestar de vecinos por el incumplimiento de protocolos en remises

    2/12/2020

    Desde que la pandemia irrumpió en el día a día de todos los habitantes del planeta, paulatinamente las personas comenzaron a incorporar nuevos hábitos para prevenir el contagio del Covid 19. El lavado de manos, la distancia social y el constante uso de barbijos o máscaras se incorporó a la vida cotidiana, incluso a pesar de muchas personas que aún hoy se rehúsan a respetar este tipo de medidas.
    En este marco, una situación particular ocurre con los remises que operan en la ciudad, y es que si bien muchas agencias hacen hincapié en el cuidado, tanto de los choferes como de los pasajeros, existen otras que no exigen el cumplimiento de las medidas de bioseguridad mínimas como el uso de barbijo, la presencia de un plástico separador entre el asiento trasero y el delantero y la desinfección entre viaje y viaje.
    A través del testimonio de vecinos que pusieron de relieve el incumplimiento de muchos choferes a las medidas dispuestas, LA VOZ decidió utilizar el servicio de varias agencias para conocer la forma en que se desempeñan los conductores con respecto al cuidado de los pasajeros. En este sentido, lo que se notó fue el predominio de una rotunda despreocupación de varios choferes por el respeto a las normas establecidas.
    Cabe remarcar que también son varios los conductores que se preocupan por la asepsia del habitáculo, incluso -tal como pudo ser testigo este medio en un automóvil de una agencia céntrica conducido por una mujer-, ofreciendo alcohol en las manos de los pasajeros antes de iniciar el viaje. También se pudo observar según el relevamiento realizado, que al clásico cartel colocado en el interior del rodado que enuncia “prohibido consumir bebidas o comida”, se sumó una nueva leyenda que reza: “Por favor, colóquese el barbijo para viajar”. “A mí nunca me controlaron, y tampoco sé de compañeros a quienes hayan controlado. Yo respeto las medidas porque sobre todas las cosas me cuido a mí”, dijo a LA VOZ un chofer que a simple vista cumplía con el uso del barbijo y la presencia del nylon separador.
    Pero existen otras agencias cuyos trabajadores deciden no respetar el cuidado de su propia vida, ni la de los pasajeros y que, ante el pedido para que el chofer se apegue a las normas, han llegado a responder con ironías y hasta agresiones verbales, tal como relataron vecinos que describieron su experiencia a este medio, en particular, con una agencia ubicada en la zona céntrica: “Le exigí al conductor que se colocara el barbijo y me contestó de muy mala manera, me dijo que si quería que me baje a la mitad del viaje y pida otro coche”, relató un vecino.
    En este marco, surge el interrogante sobre cuáles son las medidas de control desplegadas desde la Municipalidad para garantizar las correctas condiciones que debe tener el servicio, que no solo es requerido ante la imposibilidad de contar con otra alternativa, sino que también se presenta como un espacio muy sensible al contagio (dada la magnitud de personas que viajan en remises diariamente) en caso que no se respeten medidas adecuadas. LA VOZ intentó conocer cuál es el área encargada de regular la actividad en contexto de pandemia, pero las consultas formuladas no fueron respondidas.

    A %d blogueros les gusta esto: