• Hoy 17 - Zárate - 16.5° / 18.2°
    • Nublado
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 60%
  • “Un médico debe aprender a escuchar y a decir”

    3/12/2020

    Los médicos también tuvieron un año sumamente difícil en lo laboral; y los más afectados se podrían dividir en dos grandes grupos; los terapistas que estuvieron en la “primera línea de batalla” con todas las urgencias por Covid que ingresaban al sector público y privado; y por otro lado, los médicos de otras especialidades que debieron dejar de trabajar los dos primeros meses, a facturación cero en sus consultorios particulares, y recién retomar un cierto ritmo de atención con sus pacientes. Lo propio sucedió con profesionales médicos de otras especialidades, como Pediatría, que vieron interrumpidos los controles médicos a raíz del lema “quedate en casa”.
    Otra de las especialidades afectadas fue Cardiología, en la cual registró la interrupción abrupta en la atención de pacientes con problemas cardíacos; algo tan peligroso como el mismo Covid; señalaron en su momento desde el Círculo Médico.
    Precisamente ante la incorporación del presidente de la entidad, Marcelo Schiavoni, a Salud municipal; su vicepresidente, Estanislao Marina, brindó un panorama sobre la pandemia y su especialidad que es la Cardiología.
    “Fue un año en donde nos sorprendió una pandemia, de la cual sólo habíamos leído en libros. Lo primero que hicimos como profesionales fue ver de qué manera podíamos colaborar, dar una mano en este contexto. Nos preguntamos, “dejo lo privado y voy a ver si necesitan algo en el hospital”. Pero con el correr de los días, cada uno de los profesionales de este Círculo se dio cuenta que debíamos cumplir con nuestro rol profesional desde los lugares en los que estábamos, ya que en mi caso podía prever que se iban a saturar los hospitales con pacientes con dolores de pecho. Entonces debíamos reorganizarnos pero cumpliendo con nuestras funciones. Con pocos pacientes, modificando las agendas y la seguridad de nuestros consultorios”, remarcó el vicepresidente del Círculo Médico, Estanislao Marina.
    “Los terapistas fueron los médicos que se la vieron más fea, muchos colegas fallecieron durante estos meses de pandemia los cuales, como todo en el país, comenzó con aplausos y luego los profesionales pasaron al anonimato. Muchas veces nos preguntan si se manejó bien la pandemia de parte del gobierno, pero la verdad es que es algo inédito y en cuanto al recurso humano que hoy está cansado sigue mal pago; sí se podría haber hecho un poco más. Para que la gente tome dimensión, un médico terapista estudia diez años y otros cuatro años para tener esta especialidad. Por lo tanto no se saca de una planta en dos meses. O sea, claramente que se podría haber reforzado este sector en los hospitales públicos con otros profesionales que oficien de ayudantes pero también se compraron más respiradores y se hizo lo que se pudo. Creo que todos nos fuimos acomodando a medida que pasaron las semanas. Pero el esfuerzo real, lo hizo el médico y el enfermero, quienes están en el frente de batalla”, subrayó Marina.
    “Aparte el esfuerzo de los médicos en esta pandemia, insisto, fue muy loable; porque cada uno luego tenía miedo de volver a su casa ante la posibilidad de contagiar a su familia. Los terapistas se quedaban solos aislados en un lugar; no regresaban, en muchos casos, a sus viviendas por largos períodos de tiempo. Las modificaciones en las salas y demás tareas, no alcanzaron. Pero tampoco podemos culpar al gobierno, en todos sus niveles, o a las instituciones por no tener terapias listas. No era predecible”.
    Y evaluó; “pero el principal esfuerzo, que quede bien en claro, lo hicieron los médicos, que hoy en día siguen mal pagos. Una médico de guardia de 24 horas tendría que descansar dos días pero esto no sucede porque luego atiende en consultorios, tiene otro trabajo en otra clínica o en un consultorio de otro hospital público porque lo que pagan no le alcanza. Hay profesionales que hacen dos guardias de 24 horas a la semana porque no le alcanza, y eso no es salud para nadie”.

    Reflexión sobre el Día del Médico

    Finalmente, y en relación a la celebración Día del Médico, el Dr. Marina aprovechó la entrevista con LA VOZ para saludar a todos los profesionales zarateños y dejó unas palabras para quienes se encuentren cursando los últimos años de la carrera de Medicina o en las residencias.
    “Creo que lo fundamental para un médico, y que no está en ningún libro, es que debe aprender a escuchar y a decir. Es algo que se aprende de tus colegas grandes. Si no tenes claras las preguntas que te formulas, caes en la confusión. Si no sabes lo que preguntas, no vas a escuchar lo que necesitas. Es un ejercicio diario que quizás tiene que ver más aprofesional médico que todo el tiempo está en contacto con otras personas que cumplen el rol de pacientes”, concluyó el Dr. Estanislao Marina.

    A %d blogueros les gusta esto: