• Hoy 7 - Zárate - 10° / 15.4°
    • Despejado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 80%
  • “La regulación es para fiestas con fines de lucro y no encuentros familiares”

    7/12/2020

    El pasado miércoles, el Concejo Deliberante aprobó un proyecto de ordenanza por el cual se prohíben las fiestas clandestinas en todo el Partido de Zárate, imponiendo multas millonarias para los organizadores, los inquilinos, los propietarios de inmuebles y hasta las inmobiliarias que alquilen una finca o propiedad para cualquier evento de fin de semana que no tenga autorización o habilitación municipal para tal fin. La normativa fue elevada por el Ejecutivo municipal al Concejo Deliberante para su aprobación y fueron los propios concejales del Frente de Todos quienes confeccionaron un despacho por mayoría y terminaron aprobando en el recinto la normativa que contó con 12 votos.
    Prohíbase la realización de fiestas privadas, ilegales, clandestinas, bailes o cualquier otra actividad realizada en predios privados sin autorización previa de la municipalidad”. Y se define fiestas clandestinas o ilegales a toda reunión en la que participe el público en general en un sitio privado no habilitado o no autorizado por el Ejecutivo. Aparte establece sanciones para “quien o quienes resulten responsables de la organización de la reunión, a los titulares del dominio inmueble, al inquilino y a las inmobiliarias que arriendan una propiedad por alquiler de fin de semana”, enumera la ordenanza.
    Del mismo modo, impone sanciones y designa al Juzgado de Faltas municipal para determinar las sanciones monetarias, secuestros de equipos y “cualquier otra medida que considere aplicar”.
    En este sentido, fija en 1 millón de pesos como mínimo la multa económica y habrá agravantes en base a la existencia de menores de edad, el suministro de bebidas alcohólicas y la afectación del interés público. Por ende, establece en 6 millones de pesos como máximo la multa correspondiente en caso de detectarse más irregularidades de este tipo.
    “Lo que se quiere regular con esta ordenanza, son las actividades comerciales encubiertas, que implican riesgo para las personas que participan y que además persiguen un lucro. No se apunta a regular las fiestas familiares en el marco de la etapa de Distanciamiento Social Obligatorio. Estamos hablando de organizaciones en las cuales se imprimen entradas, se alquila un predio, se contrata sonido, se compra bebida, se alquilan espacios para vender tales bebidas y existe toda una organización detrás. Este tipo de actividades no pueden realizarse más en el Partido porque existe una normativa nacional en el marco de la pandemia de COVID-19”, expresó el presidente del Concejo Deliberante, Ariel Ríos.
    “Aparte no es una situación propia de Zárate; la nocturnidad en vacaciones de verano, y durante todo el año, es un grave problema que este Concejo Deliberante y este municipio reconocen en Zárate. Y para ello se ha comenzado a trabajar en una modificación del código de nocturnidad. En Azul, sin ir más lejos, hay toque de queda por la conflictividad de la nocturnidad. En Mar del Plata y en otros distritos las multas son aún más onerosas que en Zárate. Por lo tanto consideramos que es una ordenanza transitoria, porque se limita a la pandemia; necesaria dado que apunta a regular estas actividades comerciales encubiertas, y será progresiva ya que luego de la pandemia continuaremos avanzando en regular este tipo de actividades cuando estemos en una `nueva normalidad’”, confirmó el presidente del Concejo Deliberante.
    Por último el secretario de Gobierno municipal, Juan Manuel Arroquigaray, declaró en este sentido que tampoco se habla de regular reuniones familiares, “un sector político lo sacó de contexto. Nosotros apuntamos a regular este tipo de actividades comerciales en el marco de una pandemia que restringe un montón de actividades”, concluyó el funcionario municipal.

    Ariel Ríos y Juan Manuel Arroquigaray dialogaron con LA VOZ.
    A %d blogueros les gusta esto: