• Hoy 9 - Zárate - 10.9° / 15°
    • Nublado
    • Presión 1023 hpa
    • Humedad 64%
  • Ferretería “El Malevo” continúa su crecimiento con la confianza de sus clientes

    14/12/2020

    El pasado 14 de noviembre la ferretería “El Malevo” ubicada en calle Comercio 270 cumplió 9 años de existencia y su historia representa un ejemplo de empeño, pasión y perseverancia a lo largo de los años, que dio como frutos la confianza y el aprecio de sus clientes.
    Marcelo Bentos, el dueño de “El Malevo”, acumula un total de 29 años trabajando en el rubro. Su primer acercamiento a las ferreterías fue como cliente cuando realizaba distintos trabajos particulares en la zona, hasta que un ferretero conocido le ofreció un trabajo fijo en su local. La cercanía con las herramientas, ese contacto diario con los materiales le cambiaría la vida y en los años siguientes se dedicó a trabajar como empleado en varios locales, pero siempre con el ojo puesto en tener, algún día, su propia ferretería.
    Así fue que el 14 de noviembre de 2011, “El Malevo” abrió sus puertas en un local de Villa Massoni, pero la ubicación del lugar y la abundante presencia de comercios similares en los alrededores conspiraron para que la experiencia no fuera la mejor. Lejos de bajar los brazos, Marcelo decidió redoblar su apuesta y levantar con sus propias manos su local en calle Comercio, junto a su padre y su hijo.
    La idea resultó mejor de lo esperado. Vecinos de El Bajo y Villa Florida que lo conocían de toda la vida comenzaron a acercarse a darle su apoyo que Marcelo cuidó con empeño y dedicación.
    “Este local lo levanté yo con mi hijo y mi viejo, es una ferretería de barrio. Hace seis años que estamos acá y nos va bien. Me gusta vivir de lo que hago, yo trabajé en la calle y si viene un cliente y me dice que tiene una gotera, yo sé que solución puede darle. Si viene alguien que quiere pintar una pared de exteriores, sé qué impermeabilizante recomendarle porque conozco esos trabajos y le aconsejo lo que puede llevar”, cuenta en diálogo con LA VOZ.
    La llegada de la pandemia no significó un golpe para el comercio, como sí ocurrió con otros rubros. Esto tiene que ver con que, a raíz del decreto presidencial, estaba autorizado el funcionamiento de las ferreterías y Marcelo pudo observar cómo los clientes se acercaban a buscar elementos para realizar trabajos hogareños de pintura, electricidad o jardinería. Con la apertura comercial de los últimos meses esa afluencia fue mermando.
    Con tantos años de trayectoria, Marcelo señala que han pasado mejores y peores etapas al frente del negocio, pero en líneas generales “el balance es muy positivo, pasamos muchas etapas y muchas crisis también. Nosotros cuidamos a nuestros clientes y vendemos productos nobles, en todo rubro, ya sea pintura, electricidad o maquinas, tengo dos calidades entonces le pregunto qué es lo que necesitan y que se puedan acomodar a su presupuesto”.
    Ese vínculo que los llevó a ser los elegidos por los vecinos no se acotó solo a lo comercial, sino que fue importante forjar también un acercamiento desde lo humano: “Acá vienen los clientes y me cuentan cosas de su vida. A mi me gusta charlar con el cliente y también brindarle soluciones, resolver el problema con lo que vendo”.
    Por último, cuenta Marcelo, en el futuro se acercan nuevos desafíos para “El Malevo”: “Estamos pensando en hacer una reforma en el local, hacer algunos cambios; pero además, estamos pensando en abrir otra sucursal en otro barrio y estamos trabajando para eso”.

    El local de la Ferretería El Malevo está ubicado en calle Comercio 270.
    A %d blogueros les gusta esto: