• Hoy 17 - Zárate - 16.5° / 18.2°
    • Nublado
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 60%
  • Información importante sobre las vacunas

    23/1/2021

    En estos tiempos, hablar de vacunas es algo cotidiano y estamos todo el tiempo haciendo referencia a dosis, vacunas, tipos de vacunas, fases de aprobaciones.
    Las vacunas son aquellas preparaciones biológicas que se administran a las personas para generar inmunidad activa y duradera contra una enfermedad estimulando la producción de defensas. Se desarrollan a partir de bacterias o virus atenuados o muertos o productos derivados de estos, ingeniería genética y otras tecnologías.
    Cuando se administra una vacuna el sistema inmunológico reconoce el antígeno, interpreta que se trata de la enfermedad y produce defensas contra ésta. Cuando un individuo se infecta por segunda vez, el sistema inmune responde más rápido y de forma más potente disminuyendo la sintomatología clínica, la replicación viral y por ende la transmisibilidad o contagio, controlando de esta forma la propagación de la enfermedad en la población, sin necesidad de transitar por la infección primaria.
    Además, es fundamental tomar conciencia que no sólo podemos enfermarnos nosotros sino también transmitir las enfermedades a personas más vulnerables que no pueden recibir las vacunas como por ejemplo bebés recién nacidos, personas con defensas bajas, mayores de 65 años y persona embarazadas.
    Las vacunas se administran por vía intramuscular y en algunos casos por vía oral. Por lo general son necesarias varias dosis espaciadas en el tiempo para lograr que la inmunidad se mantenga con el tiempo.
    Desde su descubrimiento, las vacunas han sido, junto a la potabilización del agua, la medida de prevención que más beneficios ha aportado a la humanidad. Ningún otro medicamento ha salvado tantas vidas como las vacunas.
    Cuando un número elevado de personas se encuentran vacunadas, se evita la circulación del agente patógeno. Es por esto que la mayoría de la población debe estar vacunada porque de esta forma, se logra la llamada inmunidad de rebaño.
    Una estrategia de vacunación debe contemplar diversos aspectos, donde el rol del vacunador es central. Hay que tener en cuenta que cualquier vacuna se aplica sobre personas sanas, por lo que debe ser segura y proporcionar una protección eficaz, lo más duradera posible. Además, la aplicación debería ser amigable, cómoda y no generar molestias, durante y después de la administración, especialmente si se trata de vacunas que requieran más de una dosis. De esta manera, se asegura la aplicación de todo el esquema y así la mejor protección contra la enfermedad.
    Antes de que pueda ser administrada, una vacuna debe pasar por distintas fases de estudio que tienen como objetivo garantizar su seguridad, y su eficacia, controlando que la misma no se asocie a eventos adversos para la salud, y verificando su capacidad para inducir una respuesta inmune protectora que prevenga la enfermedad contra la que está dirigida. Bajo condiciones normales, una posible vacuna puede tardar entre 5 y 10 años en superar las distintas etapas que forman parte del proceso de evaluación.
    En la actualidad, y en función de la necesidad urgente de una vacuna contra el virus SARS-CoV-2, colaboraciones científicas entre organismos públicos y privados a nivel mundial, junto con cuantiosas inversiones financieras han permitido reducir el proceso de desarrollo de una vacuna, manteniendo estrictas normas clínicas y de seguridad.

    Dr. Federico R. Simioli Médico Infectólogo M.N. 134255 M.P. 551400
    A %d blogueros les gusta esto: