• Hoy 7 - Zárate - 10° / 15.4°
    • Despejado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 80%
  • Una ciudad que respira deportes

    22/3/2021

    Zárate es, ante todo, una ciudad deportiva. Por su pasado, por su presente. Desde siempre. Se fue amoldando a los lógicos cambios de la sociedad, una sociedad zarateña que fue enraizando su pertenencia.
    Deportes populares, deportes más elitista o sectorial también, siempre deportes.
    El surgimiento como expresión popular del fútbol en nuestro país rápidamente encontró eco en Zárate que así fue como vio nacer a muchos clubes (muchos de ellos aun en pleno crecimiento) motivado por la práctica de éste deporte que llegaba del viejo continente.
    El básquetbol, cuyo origen se encuentra en Norteamérica, también tuvo una rápida expansión en la ciudad.
    Pero no fueron los únicos deportes. Fútbol y básquetbol son sólo dos de las tantas expresiones deportivas que los años fueron dándole consistencia en la comunidad.
    Una comunidad que, como tantas otras, también tuvo actividades muy marcadas y específicas.
    La llegada de inmigración europea para trabajar en fábricas que recién se instalaban provocó que se conociera la colombofilia, a tal punto de haber sido decretada a Zárate como Cuna de la Colombofilia Nacional.
    Así entonces a mediados del siglo pasado (y también un poco antes) la imagen de la ciudad era inconfundible: con casas bajas, barrios que comenzaban a tener identidad propia y los palomares en esas casas que marcaban que allí, un colombófilo (mejor dicho una familia colombófila) habitaba ese hogar.
    El Zárate poco a poco comenzó a trascender por sus deportistas. Consagrados muchos de ellos, pero también muchos otros que no tuvieron esa posibilidad pero que eran tan o a veces mucho mejor que los que ya trascendían las fronteras de la comunidad.
    Es que después de todo Zárate siempre ha sido una ciudad ligada al deporte.
    Por sus clubes, por sus deportistas, por sus dirigentes, por esa pasión que se lleva en la sangre y que como marca indeleble se camina por esta vida: ser deportista y ser zarateño.
    Una pasión unida de principio a fin.

    A %d blogueros les gusta esto: