• Hoy 27 - Zárate - 16.1° / 20.8°
    • Nublado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 40%
  • La inflación impacta fuerte en el bolsillo de los zarateños

    8/4/2022

    La administración nacional dispuso una serie de medidas para intentar “encauzar la guerra contra la inflación” ya que las encuestas marcan que pasó a ser un problema central para todos los argentinos.
    Ahora se anunciaron una batería de medidas destinadas a amortiguar la escalada de precios. Por un lado, y con apoyo de diferentes gremios y sindicatos, se acordó convocar a paritarias del sector privado (ver página 7).
    En este sentido, se podría mencionar el reclamo local de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE); que pidió al gobierno municipal sentarse a negociar mejoras salariales para su plantel de trabajadores. Una demanda que plantearon en febrero y que recién se está iniciando en la actualidad. El gremio mostró su preocupación por el aumento descontrolado de los precios y que afecta directamente a los trabajadores municipales: “La inflación nos come los salarios”.
    Programas que no resistieron la inflaciOn
    Otra de las medidas anunciadas por el gobierno nacional es la renovación de los programas “Cortes Cuidados” y “+Precios Cuidados”, debido a que vence el primer trimestre del esquema previsto en acuerdo con el sector privado, y hoy viernes comenzará una nueva etapa de ambos planes en la que se sumará la canasta de 60 productos para comercios de proximidad.
    Lejos quedaron los tiempos en que llegaba el camión de “Precios Cuidados” a la plaza con precios accesibles y productos diferenciados. La continua remarcación de los precios no permite este tipo de iniciativas que traían agrupaciones kirchneristas a las plazas.
    Por otro lado, varias fueron las iniciativas municipales para aplicar un programa local de “precios cuidados”. Nadie le podrá decir que no lo intentó, pero estas propuestas no resistieron a la inflación descontrolada.
    Uno fue “Precios Populares Solidarios”, que planteó acuerdos con comercios locales “de cercanía” como almacenes y despensas barriales en pos de ofrecer precios más baratos a los vecinos a cambio de condonaciones de sus deudas municipales. Es cierto que estuvo la pandemia en el medio, pero hoy sería imposible aplicar un esquema de este tipo ante el espiral inflacionario.
    En este sentido, otro programa que no dio el resultado esperado fue “Huellas Solidarias”; ya que sólo 30 comercios adhirieron a las “estampillas” municipales, una propuesta que la oposición bautizó como de “cuasi-moneda”. El programa buscaba beneficiar a sectores sociales que antes no demandaban mercadería y regularizar la deuda tributaria del sector comercial con el Municipio.
    “Yo no como con las estampillas, no puedo reponer la mercadería. Prefiero adherirme a una moratoria municipal o provincial ya que pago la luz y el gas y después voy viendo”, había opinado el comerciante de un minimercado de barrio San Jacinto justificando su no adhesión.
    La inflación volvió a hacer estragos en estrategias municipales que tenían una búsqueda noble pero que chocaron contra la realidad macroeconómica que afecta al país.
    IMPACTO EN LA OBRA PUBLICA
    El intendente reveló que tienen un problema grande en la obra pública respecto a la rapidez con la que aumentan los costos de los materiales y el desfasaje producido entre los fondos que envía la provincia y la Nación con los ritmos de la obra.
    MALESTAR SOCIAL
    El dinero cada vez vale menos y cada vez con la misma cantidad se compra menos productos. Y ésta es la sensación que genera malestar en la población que, con suerte y mediante sus sindicatos, arregla paritarias y aumentos salariales para emparejar a la inflación, pero hace muchos años que nadie habla de recomposición salarial, de mejoras salariales por encima del porcentaje de inflación.

    A %d blogueros les gusta esto: