• Hoy 7 - Zárate - 12.2° / 17.8°
    • Despejado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 59%
  • Leandro Matilla busca instalar un Concejo Deliberante participativo y con mayor protagonismo

    16/4/2022

    A pocos días de haber asumido al frente del Concejo Deliberante, el presidente del cuerpo Dr. Leandro Matilla, dialogó con LA VOZ y analizó cuál será la impronta que buscará darle a la tarea legislativa, así como también habló del presente del Frente de Todos, luego de algunos ataques registrados durante las últimas semanas en el marco de disputas internas.
    Asumir la presidencia del Concejo Deliberante, encargado de legislar y ser el órgano contralor con su respectiva autonomía, en este momento parece no ser una tarea sencilla. Como nunca antes en la historia desde la vuelta a la democracia, el cuerpo hoy tiene un total de ocho bloques, de los cuales 5 son unibloques, es decir, compuestos por una sola persona.
    Matilla se define como un defensor de la democracia participativa y, en ese sentido, sostiene que “lo primero es generar ámbitos de participación ciudadana”, ante la consulta sobre qué perfil buscará darle al Concejo. “Vamos a hacer un trabajo de enseñanza o educativo de cómo se presenta un proyecto, que días los vecinos pueden venir a hablar con un concejal, cómo se trabaja en comisiones; aspiro a que las distintas comisiones o la comisión de labor legislativa pueda ir reuniéndose en distintos barrios de la ciudades que forman parte del partido de Zárate”, señala.
    En la misma sintonía, Matilla anhela que el Concejo Deliberante pueda establecer un vínculo más fluido con instituciones, establecimientos educativos donde pueda acercar donaciones, hablar con los alumnos o intercambiar opiniones con entidades intermedias. “El Concejo no solo tiene que reunirnos acá en comisiones y sesionar, tiene que haber actividades sociales, culturales, queremos que esté abierto para esos espacios. Que las puertas abiertas no sea nada más que una situación figurativa, sino que adquiera mayor protagonismo, posicionamiento y actividad en el día a día”.
    Un aspecto ineludible desde lo legislativo -y que no es menor en la actual composición del cuerpo- tiene que ver con la agenda que se buscará trabajar desde el recinto. En ese sentido, Matilla sostiene que la prioridad “son los temas que le interesan a los ciudadanos” y puntualiza en la necesidad de “tratar los temas de seguridad con seriedad, tratar de acercar proyectos, soluciones, propuestas”, así como también lo que respecta a infraestructura, ya que “la ciudad hoy tiene un gran déficit y hay que estar cerca de los vecinos. Los barrios están en una situación muy difícil, los hemos recorrido en la campaña y necesitan una mayor atención. Tenemos que ser la voz de esos vecinos y vecinas para poder llevar esas alternativas al Concejo”.
    “No me gustaría un Concejo que se quede en marcar las deficiencias que tiene la ciudad, eso sería un trabajo fácil. El Concejo Deliberante tiene que llevar propuestas al Ejecutivo. Soy un militante de la democracia, quiero que los vecinos vean que en este lugar es donde la democracia más se respira, el consenso lo tenemos que generar acá. A mí me preocupa mucho la desconfianza en la política que hay, es un tema que me pone mal y quiero defender la política”, expresó y, rescatando aquel concepto de la política como herramienta de transformación, continuó: “Estamos tratando de hablar con cada uno de los concejales y concejalas para mostrar eso desde acá, porque no lo mostramos peleándonos todo el día entre nosotros, con solicitadas que no generan nada. Cualquiera que se acerque a hablar con un vecino o vecina sabe que esas internas no son lo que están esperando, esperan que nos pongamos de acuerdo, que trabajamos y llevamos soluciones”.
    DOS POSICIONES IDEOLOGICAS
    El actual panorama del Concejo Deliberante puede leerse, al menos, de dos maneras: Por un lado, una diversidad de voces y matices expresadas en la gran cantidad de bloques; y por el otro, un estado de fragmentación producto de tensiones y disputas políticas. Ambas lecturas tienen algo de cierto, pero Matilla advierte que a pesar de la diferencia se observan dos posiciones ideológicas claras como son Juntos y el Frente de Todos.
    Al respecto, analiza que “se llega a esta situación por el sistema electoral actual, por un sistema frentista. No se puede llegar a una elección si no es en un frente. Así está el país, la provincia y obviamente Zárate. Los frentes son uniones de partidos políticos, cuando lo bajamos al ámbito legislativo, cada uno tiene una identidad propia, con muchas cosas en común pero también con maneras distintas de llevarlas adelante, eso genera esta división”.
    Del mismo modo, Matilla añade que “hacia la ciudadanía se le presenta una buena posibilidad de encontrar un legislador que sienta que lo representa y eso me parece que es bueno: yo no veo hoy a la población tan dividida, la división si existe pero entre los dos frentes”.

    Leandro Matilla, presidente del Concejo Deliberante.
    A %d blogueros les gusta esto: