• Hoy 6 - Zárate - 16.5° / 18.5°
    • Nublado
    • Presión 1011 hpa
    • Humedad 75%
  • Nueva ley de VIH, hepatitis, tuberculosis e infecciones de transmisión sexual

    8/7/2022

    En 1990 se promulgó la Ley Nacional de sida, una ley que fue pionera en la región por muchas cosas y que todavía hoy garantiza el tratamiento universal para todas las personas con VIH.
    En los últimos 30 años la epidemia cambió: tenemos nuevas herramientas para dar respuesta al VIH. Sabemos más, sabemos que indetectable es igual a intransmisible, existen nuevos tratamientos y nuevas formas de pensar la prevención. Por eso, era necesario actualizar la normativa vigente.
    El 30 de Junio de 2022 el Senado Argentino aprobó por 60 votos a favor y uno en contra la Ley de Respuesta Integral al VIH, Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), Hepatitis Virales y Tuberculosis, que actualiza la Ley Nacional de Sida, vigente desde 1990. El proyecto había sido elaborado por más de 200 organizaciones y redes de la sociedad civil nucleadas en el Frente Nacional por la Salud de las personas con VIH, junto con el Ministerio de Salud de la Nación y sociedades científicas.
    En Argentina se estima que son 140 mil las personas con VIH, aunque 17% de ellas lo desconoce, según datos del último Boletín sobre el VIH, sida e ITS del Ministerio. Por año se produce un promedio de 4.500 nuevos casos, diagnosticándose 2,4 varones cis con VIH por cada mujer cis con el virus.
    La nueva ley plantea un cambio de paradigma: un abordaje social del VIH desde una perspectiva de género y derechos humanos y con foco en los determinantes sociales de la salud y la eliminación del estigma.
    En este sentido, por ejemplo, el Capítulo III de la ley habla de los derechos que tienen las mujeres y personas con capacidad de gestar con el fin de evitar situaciones de violencia obstétrica y discriminación durante el parto y, además, contempla el acceso de leche nutricional para los hijos de personas con VIH. Por otro lado, el Capítulo VII de derechos de la seguridad social contempla un régimen de jubilación especial para personas con VIH, al que se podrá acceder con 50 años, 20 de aportes previsionales y 10 o más de diagnóstico.
    Si bien este proceso comenzó como una revisión de la ley de sida en 2014 cuando lo convoca el Ministerio de Salud, después hubo varios encuentros de las redes de personas con VIH y en 2015 vieron que era muy importante incluir otras patologías, como las hepatitis virales, tuberculosis e ITS que no estaban incorporadas al marco normativo. Ya no es solamente una actualización de la ley, sino que se transformó en una nueva ley que aborda una respuesta integral para todas las enfermedades transmisibles con mayor prevalencia en Argentina y en el mundo.
    En este sentido, la nueva ley crea un Observatorio Nacional sobre Estigma y Discriminación por VIH, Hepatitis Virales, otras ITS y Tuberculosis con el fin de visibilizar, documentar, disuadir y erradicar las vulneraciones a los derechos humanos de las personas afectadas. El mismo funcionará en la órbita del INADI. También se crea la Comisión Nacional de VIH, Hepatitis Virales, otras ITS y Tuberculosis integrada de forma interministerial e intersectorial por representantes de los organismos estatales, sociedades científicas, organizaciones de la sociedad civil y redes de personas con VIH que tendrán como objetivo el diseño, monitoreo y evaluación de las políticas públicas en materia de estas enfermedades.

    Dr. Federico R. Simioli Médico Infectólogo M.N. 134255 M.P. 551400
    A %d blogueros les gusta esto: