• Hoy 7 - Zárate - 12.2° / 17.8°
    • Despejado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 59%
  • Se cumplen ocho años del crimen de Enzo Alegre

    10/8/2022

    Uno de los hechos más conmocionantes para la ciudad tuvo lugar un día como hoy, el 10 de agosto de 2014, cuando Enzo Alegre, un niño de solo 12 años, fue asesinado a sangre fría de un disparo en la cabeza en la plaza Soldado Argentino de barrio Atepam.
    Aquel domingo no era un día cualquiera, se celebraba el Día del Niño, precisamente una festividad anual que tiene por objetivo abrazar y comprender la infancia en el mundo, promoviendo los derechos y el bienestar de los niños.
    Ese día Enzo salió de su casa casi escabulléndose, como si fuera una travesura, porque iría a los semáforos de avenida Lavalle a hacer malabares con sus amigos.
    Cerca de las 16 horas, el niño y su grupo se desplazaron hacia la plaza ubicada en Pedro Pitrau y Luis Piedrabuena y allí quedaron charlando, tal vez contando las monedas que habían podido juntar esa tarde.
    Hasta que de un momento a otro, un hombre adulto bajó de un automóvil envuelto en furia, señaló a Enzo, lo increpó, lo amenazó y comenzó a golpearlo. Era Ernesto Daniel, quien había llegado hasta ahí para acusar a Enzo de haberle robado algunas pertenencias a su hijo.
    Enceguecido de violencia, el hombre empuñó un arma y a pocos centímetros de la cara de Enzo, completamente paralizado por el miedo, disparó.
    El niño murió al instante y con él sus sueños, sus deseos y toda posibilidad de transitar una infancia protegida.
    La investigación desarrollada en el marco de la causa estuvo a cargo de la Fiscal Dra. Andrea Palacios de la UFI Nro. 7 del Departamento Judicial Zárate Campana.
    En un juicio abreviado, Ernesto Daniel reconoció su autoría en el crimen, aceptó la imputación por “Homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego” y se fijó la pena de doce años y seis meses de prisión. El proceso, tal como lo establece la modalidad de Juicio Abreviado dentro del Código Procesal Penal, fue tramitado entre el Fiscal de Juicio de ese momento, el Dr. José Luis Castaño, la defensa del acusado a cargo del Dr. Tomei y el propio imputado, cancelando de esta manera, el Juicio por Jurados que estaba previsto para el caso.

    A %d blogueros les gusta esto: