• Hoy 29 - Zárate - 23.2° / 24°
    • Nublado
    • Presión 1008 hpa
    • Humedad 64%
  • Alide Teresa Soverina de Silva: “La docencia es una vocación”

    10/9/2022

    Con sus 98 años de edad se arregló y se vistió para celebrar un día del maestro más con sus pares de la Casa del Docente en el Smithfield Golf Club.
    Sentada, reflexiva, emocionada, recuerda sus inicios; “desde chica jugaba a la maestra con muñecas o hacía sentar a otras amigas en bancos y jugábamos a que les enseñaba. Pero quienes me influenciaron en la docencia fueron las hermanas Buscaglia, que aparte me enseñaron a leer. Yo crecí en calle Avellaneda, a pocas cuadras de la plaza. Fui toda mi vida a la Primaria Nº 1 que luego me vio regresar de grande, ya de maestra”, recordó Alide Teresa Soverina de Silva, una docente de alma y corazón.
    Ella cumplió 98 años el primero de septiembre y fue compañera de Virgilio Expósito en la primaria. “Cuando decidí estudiar la docencia toda mi familia me acompañó en la decisión y en el sacrificio que implicaba, ya que teníamos que viajar en colectivo a la estación de trenes, luego pagar el abono de tren hasta Campana, y en Campana caminar hasta la Escuela Normal, donde estudiábamos. Y esto lo hacíamos todas las semanas llueva, truene o haga sol. Fue todo un sacrificio pero lo hacíamos con muchas ganas, voluntad y sueños de ser maestras”, subrayó.
    Se recibió muy joven y al poco tiempo comenzó a trabajar en la Primaria 21, luego pasó a la 7 y de allí a la 1, su primera escuela. “Y allí me jubilé, siempre como docente de grado; lo que me gustaba hacer. Yo creo que maestra se nace, por lo menos en mi caso fue así, siempre supe tener esa corazonada, que la docencia es una vocación. Y actualmente me emociono al hablar de la escuela pública, de la educación y del orgullo de se docente”, concluyó Alide Teresa Soverina de Silva; que forma parte de la Casa del Docente y que siempre está esperando reunirse y charlar con sus pares docentes de otros tiempos, en donde la educación pública se ejercía también con el corazón y de forma comunitaria con el barrio donde se ubicaba cada escuela.

    María Rosa Poggio, Alide Teresa Soverina de Silva, Marta Íbar, Hilda Saetone, Beatriz Ibero, Carmen Rithner y Alicia Bochino en el almuerzo de la Casa del Docente.
    Abrir chat
    ¿Tenés algo para compartir con nosotros?
    Escanea el código
    Hola! Estamos acá para vos
    A %d blogueros les gusta esto: