• Hoy 1 - Zárate - 19.1° / 20.4°
    • Nublado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 48%
  • Nuevos reclamos vecinales por un basural clandestino

    10/4/2010

    Los vecinos han concluido que el Ejecutivo ya no quiere limpiar el basural clandestino ubicado al lado del Parque de La Cruz, porque sus largos e incesantes reclamos a lo largo de todo un año no surgieron el menor resultado.

    Esta terraza a la ribera zarateña podría ser una vista imperdible en el marco de las “iniciativas turísticas” generadas por el municipio. Sin embargo, hoy está carcomida por la basura; representando una postal de la desidia municipal y de la falta de conciencia de los propios vecinos que siguen arrojando sus residuos allí.

    El basural clandestino está ubicado en la calle Urquiza y Maipú, y desde hace ya largos meses que los vecinos piden profundizar el sistema de recolección o que se aumenten los controles y se implemente un sistema de sanciones para quienes arrojen basura en la zona.

    La basura se extiende desde uno de los laterales del Parque de La Cruz y baja, por Maipú, hasta Villa Angus. Dibuja un largo sendero de tierra, escombros, botellas descartables, ramas, escombros, restos de comida, muebles, lámparas, neumáticos, basura electrónica, autopartes, los elementos más variados. Toda la zona funciona como un “basural a cielo abierto” a metros de lugares recreativos como el Club Belgrano y el Parque de la Cruz.

    El Viernes Santo, decenas de fieles de la Parroquia Virgen de Luján peregrinaron al Parque de La Cruz, a escasos del basural, y cotidianamente muchas otras personas circulan por la zona a merced de los riesgos que implica caminar por entre la basura.

    Si bien los habitantes del barrio reconocen que también se trata de falta de conciencia de los propios lugareños, denuncian la presencia de automovilistas que llegan hasta allí cargados de basura que arrojan con total impunidad. Además, cuestionan la indiferencia por parte del Ejecutivo municipal en sanear toda la zona.

    A los vecinos de calle Maipú solamente les queda la alternativa de seguir llamando al Ejecutivo para que se encargue de limpiar la zona, con la poca esperanza que alguien puede tener cuando hay un Ejecutivo que corre detrás de los problemas ambientales.