• Hoy 26 - Zárate - 16.2° / 16.6°
    • Lluvia
    • Presión 1007 hpa
    • Humedad 83%
  • Delincuentes asaltan y toman de rehén a un médico

    27/1/2011

    El doctor Ricardo Iglesias es un reconocido profesional médico de la ciudad, por toda la comunidad de la Escuela Especial N° 501 para la cual trabaja, y también por los pacientes que atiende en la Cooperativa Eléctrica, en Campana y en su consultorio particular.
    Iglesias llegó de trabajar, tomó el escobillón y salió a la puerta de su vivienda de Garibaldi 11 a barrer la vereda, cerca de las doce del mediodía.
    Mientras limpiaba, fue sorprendido por dos hombres. Uno de ellos se levantó la remera y le mostró que tenía una pistola en la cintura. Le dijeron que se quedara tranquilo y lo obligaron a ingresar dentro de su vivienda.
    En la planta alta estaba su mujer y su hija, a quienes redujeron junto al doctor Iglesias. Los obligaron a tirarse al piso e iniciaron el saqueo de la casa. Embolsaron electrodomésticos y otros aparatos digitales que encontraron a mano.
    En tanto los vecinos vieron “movimientos raros” en la casa y llamaron al 911. Inmediatamente  patrulleros de toda la Departamental se acercan al lugar. Uno de los primeros fue el móvil de la Comisaría Primera con el Sargento Silvio Barreto y el Teniente Carlos Blanco.
    Los delincuentes dentro de la vivienda ven que está pasando algo extraño en la calle y entonces improvisan su fuga. Hacen parar al doctor Iglesias, lo abrazan y lo llevan escaleras abajo tomándolo como rehén.
    Uno de ellos abre la puerta de calle con una pistola 45 cargada y apuntada a la cabeza del médico y mira hacia la calle Rivadavia; sin darse cuenta que el Teniente Blanco estaba esperándolo recostado en la pared de la casa, detrás de él.
    Raudamente el policía le toma el arma por el caño y comienza un forcejeo. “A Blanco lo salvó que era zurdo, porque mientras estaba forcejeando con el delincuente utilizando su mano derecha, con la mano hábil, la zurda, pudo gatillar su arma reglamentaria. Fue un acto heroico del agente y de todo el personal policial que actuó con profesionalismo. Se detuvo a los delincuentes, se salvó al rehén y se siguen los operativos de investigación”, relató el titular de la Jefatura Departamental, Mario Caballero en diálogo con LA VOZ.
    Tal como dijo el jefe de la Departamental, el policía de Comisaría Primera pudo gatillarle al delincuente en el medio del forcejeo. Tras el disparo, el otro delincuente bajó su arma y se rindió al verse superado en número por el grupo de policías que llegó a la escena y lo estaba apuntando.
    En el medio del forcejeo, Iglesias fue arrojado a un costado por el personal policial para preservar su integridad.
    Este sagaz operativo policial duró escasos segundos, aunque se estima que transcurrieron en total entre 20 y 25 minutos, desde que los dos delincuentes ingresaron a la vivienda hasta que la policía los redujo.
    Ningún miembro de la familia Iglesias, ni tampoco los oficiales intervinientes, resultaron heridos.
    Uno de los delincuentes fue trasladado a la Comisaría Primera mientras que el que recibió el tiro del oficial fue trasladado al hospital local. En la tarde de ayer, lo operaron, le sustrajeron la bala que ingresó por su zona dorsal y actualmente se encuentra en terapia intensiva con la correspondiente custodia.
    Tras reducir a estas dos personas, la policía secuestró en la vereda dinero en efectivo, joyas y otros elementos electrónicos que llevaban los delincuentes consigo.
    De acuerdo a lo trascendido, ambos detenidos son mayores de edad, uno es oriundo de Zárate y otro de Campana, poseen antecedentes penales por robos calificados y con uso de arma de fuego y se pudo determinar que la pistola calibre 45 del delincuente que mantuvo de rehén al doctor Iglesias tenía el cargador lleno y una bala en la recámara; lista para disparar.
    Sigue la investigación
    El fiscal de la UFI local, Martín Zocca, decidió realizar ayer, cerca de las 16 horas, dos “Allanamientos de Emergencia” en pos de continuar con la investigación de este hecho y descubrir si estas dos personas fueron autores de otros delitos. Los allanamientos efectuados arrojaron “resultados positivos” y se pudo incautar en la casa de uno de los detenidos drogas, armas y hasta se aprehendió a un familiar con pedido de captura activo.
    Actualmente, se está investigando si se trata de una banda de delincuentes aunque estiman que el robo al doctor Iglesias no fue premeditado sino que fue como habitualmente se denomina en la jerga:“al voleo”.

    El jefe departamental Mario Caballero, el fiscal Martín Zocca y el comisario Oscar Martignone ayer en el lugar.

    Luego del forcejeo, la pistola calibre 45 de uno de los delincuentes quedó tirada en la vereda de la casa.