• Hoy 6 - Zárate - 7.9° / 8.8°
    • Nublado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 65%
  • Para el Socialismo no se está cumpliendo con el Plan Ciudad

    8/6/2011

    Claudia Menéndez es la secretaria de Organización del Partido Socialista a nivel nacional y fue una de las funcionarias que acompañó al intendente Osvaldo Cáffaro al inicio la gestión, aunque luego se alejó cuando el jefe comunal se alineó al kirchnerismo.
    A tres años y medio de gestión, Menéndez analizó la situación actual del gobierno municipal: “veo una inacción de este Ejecutivo porque cada vez se tiende a centralizar todas las funciones. Cáffaro tiene un serio problema en la delegación de las tareas. Por ejemplo el área de Desarrollo Humano y Promoción Social está parada y no recibe a ningún vecino, en Educación se separó a la Jefe del área y no tenemos noticias de por qué se tomó esa decisión, en Salud hay serios problemas y, en definitiva, existen más problemas que soluciones. Si bien es cierto que hay mucha fuerza puesta en la obra pública la cual es muy importante pero no es lo principal, ya que el estado de los barrios sigue siendo, en general, muy malo”, evaluó Menéndez.
    Plan Ciudad
    El Plan Ciudad de Cáffaro consistió en “delinear hacia donde debía ir nuestra ciudad en los próximos 30 años”.
    Se llamaba precisamente el “Plan Ciudad” y establecía muchas prioridades a desarrollarse, entre ellas la creación de una nueva “Terminal de Omnibus de media y larga distancia”, una refuncionalización del área costera, la edificación de un nuevo centro cultural en calle Brown, un “parque lineal” sobre el eje de las ex vías de Ferrocarril Urquiza, un “Sistema Vial Organizado” sobre la Avenida Lavalle con bicisendas hasta la costanera, la construcción de una nueva cloaca máxima y de una estación de bombeo sobre el eje del viejo zanjón del Urquiza. Allí donde hoy se pretende hacer un “Forum Cultural”. Además, se preveía la forestación con cinco mil árboles en diversas zonas.
    “Elaboramos el Plan Ciudad para planificar el gobierno. Era un compromiso novedoso, sin misterios, y en el que acordamos con todas las fuerzas políticas que conformábamos el Acuerdo Cívico y Social. Hoy en día, el Plan Ciudad no se está cumpliendo; se han hecho otras cosas pero este plan se ha dejado de lado completamente. Yo diría que falta un 80 %; empezando por Desarrollo Humano la Casa de la Juventud no está, la Casa de la Mujer tampoco, las salas de atención primaria de la salud que se prometió crear no se hicieron; todo lo contrario, se precarizó aún más la atención sanitaria en los barrios. Dentro de las obras públicas, el colector máximo y la planta de tratamientos de efluentes no existen, los desagües pluviales tampoco, no se licitó el transporte público de pasajeros como estaba previsto y tampoco se instauró el boleto municipal, iniciativa que planteaba, con un subsidio del Estado municipal, financiarles el boleto a todos aquellos vecinos que no podían pagarlo. En la zona insular no se hizo nada y todos aquellos nodos en los cuales se había divido a la ciudad para trabajar y descentralizar los servicios no se desarrollaron”, detalló Menéndez.  Y aclaró, “si nos quieren argumentar que no lo pudieron cumplir porque es la primera vez que gestionan, es mentira porque el Intendente ha estado en la gestión de Aldo Arrighi y se ha capacitado en España con el dinero de todos los zarateños”.
    DURAS CRITICAS
    Menéndez fue muy dura con la actual gestión al caratularla como “un barco a la deriva”: “Si no se está siguiendo el Plan Ciudad, se sigue contratando funcionarios foráneos que no estuvieron en la conformación del mismo, no hay un rumbo claro de gestión y lo único que interesa es caerle simpático a un funcionario nacional que vive en la zona (por el ministro de Planificación  Federal Julio De Vido) para conseguir fondos para las obras, yo diría que el Intendente es el capitán de un barco a la deriva. Como dice Hermes Binner, el Intendente de un municipio debe ser un capitán firme que trace un rumbo fijo. Hoy no sucede esto en Zárate. Además, está el aspecto político que tiene un saldo totalmente negativo”, opinó.
    En este sentido agregó, “políticamente el saldo es muy negativo porque sin un rumbo fijo, este gobierno no tiene bien en claro a qué barcos se sube”.
    Por último aseguró, “había un plan y un proyecto de gestión que no se está cumpliendo; se están haciendo otras cosas pero no las prometidas. Hoy este gobierno tiene amigos circunstanciales, teje alianzas circunstanciales y poco construye desde lo ideológico. Hacer arreglos desde el dinero o por conveniencias personales nunca puede dar un saldo positivo en una gestión pública. La gente quiere saber hacia dónde vamos como ciudad y no quiere estar más a la deriva”, concluyó la autoridad del Partido Socialista.

    Claudia Menéndez.

    A %d blogueros les gusta esto: