• Hoy 28 - Zárate - 18.8° / 20.3°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 45%
  • “Nunca se vio una cosa semejante”

    21/3/2012

    “Nunca sucedió una cosa semejante”, dijo el intendente Osvaldo Cáffaro ayer al mediodía tras brindar un panorama sobre la magnitud y el alcance en cuanto a consecuencias de la tormenta del lunes. “No había infraestructura que pudiera resistir el caudal de agua que cayó en poco tiempo”, agregó el mandatario, “fue una cosa tremenda”.
    Reunido con los actores del Comité de Crisis que lideró desde el inicio del temporal y que continuaba trabajando a lo largo de la jornada de ayer, el jefe comunal informó acerca de las acciones emprendidas para asistir a los damnificados. Miles personas resultaron afectadas por los 170 milímetros que cayeron en una hora y quince minutos, cuando en Zárate el promedio anual es de 400 milímetros y el máximo registrado fue de 80 milímetros en una hora.
    Además de la localidad de Lima, los barrios que sufrieron más consecuencias fueron Burgar, Bosch, San Jacinto, Agua y Energía, Cementerio, Juana María y principalmente, Villa Angus.
    El intendente estuvo acompañado en su despacho por del secretario de Gabinete Pablo Giménez, la secretaria de Desarrollo Humano y Promoción Social Patricia Moyano, el Capitán de Navío Claudio Grossi, el jefe Distrital de la Policía Eduardo Molina, el jefe de Defensa Civil Claudio García, el vicepresidente de Cruz Roja Zárate Gonzalo Mariluis y Leonardo Zaccagnini del Consejo Provincial de Emergencias, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires. Todos quienes, además de Aguas de Zárate, Coopertaiva Eléctrica y Bomberos Voluntarios de Zárate y Campana, integraron el Comité que también recibió la colaboración de empresas de la zona como Civial, Inmac, Grupo Friuli dado que la magnitud de las circunstancias superó la disponibilidad de los recursos técnicos municipales.
    Debieron ser evacuadas siete personas que al finalizar el día de ayer ya habían retornado a sus hogares. También se brindó asistencia a más de mil vecinos con la provisión de colchones, frazadas, alimentos y medicamentos.
    Las distintas instituciones que componen el Comité de Crisis continuaban prestando servicios en la jornada de ayer mientras, por otro lado, los vecinos de distintos barrios organizaron piquetes en diversos puntos estratégicos de la ciudad.
    “La ciudad respondió como pudo, con su infraestructura y sus servicios”, dijo el jefe de Gabinete, “nada hace prever que pudiera hacerlo de otra forma, todas las obras que se trazaron hace cuatro años y que venimos realizando incansablemente, resolvieron bastante el problema, esto podría haber sido mucho peor; no estamos negando que hubo problemas serios pero dada la magnitud del fenómeno la ciudad respondió como pudo, por supuesto que siguen haciendo falta más obras pero para el atraso que tenía la ciudad de cuarenta años, las obras que hicimos soportaron bastante”.
    Al mismo tiempo, el funcionario indicó que “no hay ciudad en el mundo que soporte, al menos sin conflicto, un fenómeno como este, así que lejos de alegrarnos sobre la forma en la que respondió la ciudad sabemos que falta mucho por hacer y, en ese sentido, decimos que tenemos que seguir trabajando en la misma línea que trazo el intendente sobre infraestructura, porque la obra que se entierra y que parece que no está resolvió muchos problemas en los barrios”.
    La secretaria de Desarrollo Humano y Promoción Social, Patricia Moyano, señaló que las operaciones políticas dificultaron la velocidad de las respuestas. “Damos respuesta a los vecinos pero, a veces, eso se ve interrumpido por cuestiones políticas que hacen que no se puedan realizar los operativos de ayuda concretas”, indicó. Informó que si bien el área estaba completamente preparada para asistir a cada una de las familias afectadas, la situación desbordó la capacidad operativa y logística que rápidamente fue articulada con la Armada y Cruz Roja. Además, dado que todo el material de reserva para este tipo de contingencia fue entregado aguardaban por una partida de La Plata en la que ya había disponible dos camiones.
    “En la mayoría de los casos asistencia consiste en colchones, frazadas y alimentos”, dijo agregando que se realizaron relevamientos de necesidad, a la que se fueron sumando en el día de ayer pedidos de personas que se habían autoevacuado
    Por su parte, Gonzalo Mariluis de la filial local de Cruz Roja informó que el trabajo del organismo consistió en la contención de los evacuados y la organización distributiva de los materiales a entregar. Se puso a disposición un grupo de 10 personas distribuidas entre el CIC (Centro Integrador Comunitario) destinado a los evacuados, en la evaluación de la situación junto a Policía, Defensa Civil, Armada y Desarrollo Humano y en la contabilización de ayuda. “Tratamos de minimizar la situación en función de calmar a la gente porque cuando hay euforia y se trastocan los intereses se pierde el objetivo de la atención de la emergencia”, dijo Mariluis.
    En la parte logística también colaboró la Armada con la disposición de tres camiones en apoyo de Defensa Civil con el relevamiento de necesidades y trasporte y distribución de material. “En varias oportunidades se han dado alertas meteorológicos pero nuestra ciudad siempre ha estado al margen, lamentablemente en esta oportunidad nos ha tocado, en la zona Zárate fue la más afectada”, agregó Claudio García.