• Hoy 15 - Zárate - 8.3° / 10.5°
    • Despejado
    • Presión 1028 hpa
    • Humedad 64%
  • Bajo el hilo conductor de la Vida, se realizó el Vía Crucis

    9/4/2012

    Las distintas comunidades parroquiales de Zárate y Escalada, confluyeron ayer a la tarde en la Plaza Italia, para representar las últimas estaciones del Via Crucis, en el vienes Santo reviviendo la pasión y muerte de Jesucristo en su camino al Calvario.
    Alrededor de las 16, los fieles , entre ellos muchas familias, fueron llegando a la Plaza desde sus parroquias de distintos puntos de la ciudad donde se representaron y leyeron las últimas seis estaciones del via crucis que atravesó Jesús hasta ser crucificado y muerto en la Cruz.
    Este “camino de la cruz” que se refiere a las diferentes etapas o sucesos vividos por Jesucristo desde el momento en que fue aprehendido hasta su crucifixión y sepultura, reúne anualmente a las comunidades de todas las parroquias locales que confluyeron en las últimas seis estaciones (de las ocho de ese “camino”) en la Plaza Italia para realizar una celebración conjunta.
    Se trata de un acto de piedad, un camino de oración con meditación acerca de la pasión y muerte de Jesucristo en su camino al Calvario.
    El camino se representa con una serie de catorce imágenes de la Pasión o “Estaciones” correspondientes a incidentes particulares que, según la tradición cristiana, Jesús sufrió por nuestra salvación basados en los relatos evangélicos y la tradición
    Las Catorce Estaciones del Vía Crucis son: Primera Estación: Jesús es condenado a morir. Segunda Estación: Jesús carga con la cruz. Tercera Estación: Jesús cae por primera vez.. Cuarta Estación: Jesús encuentra a su santísima madre, María..Quinta Estación: Jesús es ayudado por Simón el Cirineo a llevar la cruz. Sexta Estación: Verónica limpia el rostro de Jesús. Séptima Estación: Jesús cae por segunda vez. Octava Estación: Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén. Novena Estación: Jesús cae por tercera vez. Décima Estación: Jesús es despojado de sus vestiduras. Undécima Estación: Jesús es clavado en la cruz. Duodécima Estación: Jesús muere en la cruz en medio de dos ladrones. Decimotercera Estación: Jesús es bajado de la cruz y puesto en brazos de María, su madre: la imagen de la Piedad magistralmente representada por los artistas renacentistas, entre ellos Miguel Angel en la célebre escultura instalada en la Iglesia de San Pedro de Roma. Decimocuarta Estación: Jesús es sepultado en el sepulcro.
    La costumbre de hacer un recorrido en grupo parroquial por las calles, deteniéndose en cada estación y haciendo una oración en cada una, una lectura de algún pasaje del evangelio y también un canto, es una práctica que se repite anualmente el Viernes Santo. Este año, fue en medio de una tarde de sol que posibilitó la movilización de cientos de personas que expresaron su devoción. El Padre Ariel recordó que el año pasado, por las malas condiciones climáticas, el Via Crucis no se pudo realizar pero que un grupo de devotos se mantuvo en oración hasta el día de ayer.

    Católicos de los distintas parroquias acompañaron a los sacerdotes.

    En Plaza Italia

    Con la imagen del Cristo crucificado en el escenario rodeado de los soldados romanos y con la presencia de la madre María y de María Magdalena, se leyeron ayer en el anfiteatro de Plaza Italia las seis últimas estaciones y se hicieron los rezos del padre Nuestro. Al final del Via Crucis, se encendieron velas y se continuaron con las invocaciones. El padre Ariel de la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen señaló que “el hilo conductor de este Via Crucis es la vida, frente a la proclamación que hacen otros de la muerte”. La muerte de Cristo es la proclamación de la vida.” El sacerdote reconoció la participación de las comunidades parroquiales cada una con su propia realidad, rogando porque en esta Cruz “se puedan crucificar todas las desesperanzas y desalientos”, y renazca esa nueva vida que Cristo nos trajo en abundancia, sin mezquindades, lo dio todo con gran compromiso”.
    Con el Via Crucis, dijo Ariel, la iglesia católica de Zárate quiere decir que hubo una muerte de la que es testigo y el nacimiento del hombre nuevo que Cristo hará resucitar en este compromiso pascual”. Finalmente invitó a los fieles a retirarse en silencio y reflexión en espera del Domingo de Pascuas.

    A %d blogueros les gusta esto: