• Hoy 25 - Zárate - 19.1°
    • Lluvia
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 98%
  • Automotrices no tendrían previsto suspender personal aunque tienen dificultades con las importaciones

    10/6/2012

    Hace dos días se conoció que en la planta cordobesa de Renault se suspenderán 2 mil de sus empleados y que Fiat también hará lo propio con uno de sus turnos productivos a raíz de los efectos de la crisis internacional y la caída de las exportaciones;
    No obstante, durante los días que la automotriz permanecerá cerrada, sus obreros percibirán el 75 por ciento del salario, según confirmaron fuentes de la compañía y del gremio de los mecánicos de SMATA. Desde la empresa manifestaron que este plan de suspensiones se lleva adelante para “regular el stock”, ya que la crisis internacional también golpea Brasil, principal destino de los vehículos fabricados en Santa Isabel. Brasil es el principal comprador de casi el 50 por ciento de la totalidad de los vehículos que se fabrican en Córdoba. Es porque las exportaciones de autos argentinos cayeron 45,7 por ciento respecto de mayo del año pasado. Y en los primeros cinco meses de este año se exportó un 26,5 por ciento menos que en el mismo período de 2011. Para este año, Renault tenía previsto fabricar en la provincia de Córdoba 120 mil unidades, lo que implica un crecimiento de casi 10 por ciento en relación con lo fabricado el año pasado. Estos planes ya implicaban el desaceleramiento respecto de 2011, que ya había crecido 21 por ciento respecto de 2010.
    Los casos de Toyota y Honda
    En Zárate y Campana, las automotrices Honde y Toyota están padeciendo otra problemática, las trabas a las importaciones.
    Tal cual lo había advertido la Unión Industrial local, esta medida del gobierno está afectando directamente a todos los sectores industriales del Partido.
    La empresa Toyota tiene problemas para ingresar los chasis, que se ensamblan en la planta local. Esto provoca un serio atraso en la entrega de camionetas Hilux. Para compensar, sus empleados de línea están haciendo horas extras para ver si pueden llegar a terminar con los pedidos atrasados. “Chasis que llega, se ensambla y se van sacando camionetas tanto como se pueda”, expresó un empleado.
    Por su parte, Honda tuvo problemas durante una semana con varias autopartes y no pudo producir según sus previsiones.
    “Por el momento no habrá suspensiones en las automotrices de la zona, están abocadas a la plena producción de sus vehículos a raíz de inconvenientes con las trabas a las importaciones de autopartes que llegan, pero no en los tiempos planificados”, confirmó Jorge Godino, quien ahora se desempeña como subsecretario Gremial, a nivel nacional, del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA).

     

    Operarios de la planta de Toyota en plena tarea.