• Hoy 27 - Zárate - 12.1° / 13.5°
    • Despejado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 58%
  • Comenzaron consultas en Zárate por el Plan Nacional de Viviendas

    15/6/2012

    El anuncio de la presidente del martes pasado generó muchas expectativas en vecinos de clase media y media baja de la ciudad; imposibilitados hasta el momento de acceder a créditos hipotecarios para adquirir una vivienda. El terreno en Zárate donde se planean construir las viviendas está ubicado en Estrada entre Maipú y Chacabuco, perteneciente al Ministerio de Defensa de la Nación.
    En los últimos dos días, cerca 150 personas se acercaron a preguntar a la oficina local de la Anses por estos nuevos créditos que, en definitiva, los tramita el Banco Hipotecario. El Anses solamente los financia a nivel nacional. En base a esto surge la primera aclaración, el Anses local no gestiona los trámites, no tiene nada que ver en esta operatoria. Lo único que puede hacer es entregarles a los interesados folletería o ayudarlos a sacar un turno, luego de una larga espera. Pero no informarán nada diferente a lo que se encuentra en Internet.
    El trámite
    Cada solicitante debe llenar una planilla con sus datos en www.anses.gov.ar. Luego deberá esperar una respuesta del Banco Hipotecario, tras una consulta interna de los ingresos y la capacidad crediticia de cada uno. En caso de que se valide el inicio del trámite, el banco se comunicará con los solicitantes o los llamará por teléfono para continuar con las gestiones.
    Cabe mencionar que el Hipotecario no tiene una sucursal en Zárate, las más cercanas son Luján, Pergamino, San Isidro o San Martin; por lo tanto las personas interesadas deberán viajar luego del primer paso antes mencionado.
    En estos primeros días, poca gente fue llamada para continuar el trámite, por lo tanto se desconoce cómo es la aplicación en nuestra ciudad y su alcance.
    Los créditos
    Tal como se informó, hay cien mil créditos para viviendas, no tiene un tope mínimo de ingresos y está apuntado a personas de entre 18 y 65 años. Hay dos categorías de créditos, una para quienes ya tengan un terreno y otra para los que no lo tengan.
    Teniendo un terreno propio, el trámite es más “directo”. Además de los datos ingresados en la página web y la constatación del banco de los ingresos percibidos del solicitante, se les pedirá el título de propiedad del terreno indicado. Claro que, además de esto, se les va a solicitar los planos de la vivienda a construir con un presupuesto de un arquitecto o maestro mayor de obras. Esto es porque, de acuerdo a los ingresos, se le entregará el crédito que corresponda pero no toda la plata junta sino en etapas; el presupuesto del arquitecto se segmentará y el solicitante deberá rendir el dinero entregando certificaciones de obras para poder seguir recibiendo el crédito. Lo más interesante, quizás, del proyecto es que cada solicitante recién comenzará a pagar la totalidad del crédito una vez terminado el préstamo; o sea que se adelanta todo el dinero y luego se empieza a devolver. Cabe aclarar que, según la información oficial, hay varios planos “modelo” de viviendas para construir las casas.
    Por otro lado, para aquellos que no tengan terrenos, la situación es más “compleja”, por lo menos en nuestra ciudad. Una vez que logren calificar, deberán someterse a sorteos a través de Lotería Nacional. En caso de que el azar les juegue a favor, el Estado planea construir viviendas en terrenos ociosos de su propiedad; los cuales serán parquizados y acondicionados como hoy en día son los Fo.Na.Vi. Si bien Zárate posee muchos terrenos ociosos que son del Estado nacional, aún se desconoce cómo se instrumentará en nuestra ciudad. En el caso de los lotes con servicios, el “caballito de batalla” de la actual gestión municipal en materia de Hábitat, tampoco se conoce si se pueden coordinar con estos créditos hipotecarios. Por su parte, Scioli también dijo que pondrá a disposición de este programa nacional terrenos ociosos.
    De acuerdo a lo anticipado por el gobernador, sumarán1.700 hectáreas a este programa. Claro que los terrenos ociosos más amplios son los del Ejército y la Armada, con grandes porciones de tierra en Bahía Blanca, Mar del Plata y San Nicolás. En la zona del Conurbano bonaerense algunos de los lugares propuestos están en zonas aledañas a Ciudad Evita, Laferrere, Haedo, City Bell, Tolosa, La Plata, Haedo, Rincón de Milberg y Ezeiza.

    Un anuncio por año

    Desde el 2008 a la fecha, la presidente efectuó por lo menos un anuncio por año de créditos hipotecarios financiados por el gobierno nacional, a través de distintos organismos. En el año 2008, mediante el Banco Nación, se creó un plan para beneficiar cerca de 8.500 trabajadores afiliados a los sindicatos, con una tasa inicial del 14,8%. Los préstamos otorgados por el banco eran por un monto máximo de $ 210 mil. El ahorro previo debía ascender al 10%, las provincias financiaban otro 10%, en tanto que se financiaba el 80% del valor de la vivienda. Durante el año 2009, llegó el segundo anuncio; el gobierno se comprometió a volcar hasta 1.600 millones de dólares de los aportes previsionales que administra la Anses en líneas de crédito que beneficiarían a alrededor de 40 mil familias, para que pudieran cambiar su vivienda o adquirir una nueva. Esta vez el ejecutor del plan fue el Banco Hipotecario, con el ofrecimiento de una tasa fija del 10% para la nueva casa y del 19, 96% para los que optaran por una vivienda usada. El resultado fue que, desde ese entonces a hoy, los créditos para viviendas del Banco Hipotecario crecieron sólo un 9 %, cuando deberían haber aumentado un 385 % para cumplir con la meta.
    No contentos con los resultados, en el año 2010, y mediante el Banco Nación, el gobierno ofreció una tasa fija del 12,75% en los primeros años y luego variable, con el objetivo de entregar entre 15 mil y 20 mil créditos para vivienda.La realidad indicó que, en términos nominales, los créditos hipotecarios crecieron desde ese entonces al año pasado un 60%, pero los precios de las viviendas aumentaron un 45%, en tanto que el costo de la construcción lo hizo en más de un 50%. Todo este plan se licuó conforme crecía la inflación y los costos del rubro. Finalmente, a fines del año pasado, se diagramó un plan de viviendas que nunca llegó a ser anunciado, también con la idea de ser fondeado con el Anses. El punto es que, al analizar los números, se puede verificar que la política habitacional, durante el mandato de la presidente, no ha tenido los resultados esperados ya que los créditos hipotecarios no sólo no ganaron participación sobre el total de los préstamos otorgados por el sistema; sino que perdieron, entre el 2009 y el 2012, cerca de 5 puntos porcentuales, pasando de representar el 14,6% de los créditos totales en 2009 al 9,9% para este año, es decir 1 de cada 100 créditos otorgados. De estos créditos, no cualquier podía “calificar” ante un banco y no a todos se les daba el valor de la vivienda que pedían comprar o, en su defecto, el valor real de lo que salía la construcción de la misma. Por lo menos en Zárate sucedió esto y en el marco de un contexto inflacionario que cambiaba las reglas de juego de un año a otro. También los datos de la realidad confirman que durante los últimos años se privilegió la política “pro- consumo”. La participación perdida por los créditos hipotecarios fue absorbida por los destinados al consumo, que avanzaron 4,5 puntos sobre el total de créditos, contra los 4,7 puntos que resignaron las líneas para viviendas.
    En definitiva, todos fueron anuncios. Para fines de 2011, Cristina Fernández dijo en un discurso que estarían completando 800 mil viviendas en ocho años. En contraste, los datos del censo del 2010 confirman un déficit habitacional de más de 2 millones de viviendas y en Zárate de 5 mil; con varios planes federales de vivienda todavía inconclusos.