• Hoy 20 - Zárate - 3.1° / 5.3&deg
    • Despejado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 89%
  • Es escaso el debate legislativo sobre temas centrales en Zárate

    3/12/2012

    “Pongo mis energías, voluntad y empeño para que no falte diálogo y para que sigamos construyendo entre todos este cambio que es imparable y que necesita de todos”, decía el intendente Osvaldo Cáffaro hace un año tras prestar juramento en el Concejo Deliberante luego de ser reelecto. Se dirigía a los ediles y hacía referencia a la composición política del Cuerpo que, como resultado electoral, quedó constituido mayoritariamente oficialista.
    Lo cierto es que desde hace tiempo que no hay diálogo, y mucho menos debate, en el Concejo Deliberante. La oposición reclama una agenda con el Ejecutivo aunque se muestra resignada.
    La mayoría de los proyectos que durante los primeros años de su primera gestión no pudieron ser aprobados en el recinto de sesiones por el peso de la oposición en las bancas, encontraron viabilidad tras renovarse la mitad del Cuerpo Deliberativo y contar el oficialismo municipal con amplia mayoría.
    De esta manera, sumado al hecho de que se suspendieron las reuniones entre el intendente y los representantes de cada uno de los bloques parlamentarios que supieron mantenerse hasta 2010 –ya en forma más espaciadas en el tiempo-, se perdió uno de los pilares fundamentales del ámbito legislativo, el debate con perspectivas enriquecedoras de los proyectos allí presentados y tratados.
    Aunque sabía de los beneficios de contar con mayoría parlamentaria, en su discurso de asunción del nuevo período al frente la Comuna, el mandatario emitió un claro mensaje a los concejales que, sin embargo, al menos en este 2012 que ya termina, no aplicó.
    “Me ha escuchado quejarme de los obstáculos y seguirá escuchándome quejar de aquellos temas en los que no podamos avanzar por falta de dialogo, por impericia o por desatino”, expresó Cáffaro dirigiéndose a la presidencia del Concejo. “Pongo todas mis energías, voluntad y empeño para que no falte diálogo y para que sigamos construyendo entre todos este cambio, que es imparable y que necesita de todos nosotros”, agregó.
    Del mismo modo lo ratificaba posteriormente al ser consultado por la prensa. “Aspiro a que no se trate de una aplicación de la mayoría a rajatabla permanentemente y en forma automática”, manifestó, “al contrario, que los temas se discutan, se profundicen y, en el debate se enriquezcan”. Todo quedó en un mera expresión de deseo.
    Las últimas reuniones entre ambos poderes se desarrollaron hace dos años. Aunque después se abrieron los tópicos de la agenda, los últimos dos encuentros entre concejales y el intendente Cáffaro se desarrollaron, por un lado, debido a un conflicto gremial similar al que atraviesa actualmente la Intendencia, y por el otro, la necesidad de aumentar las tarifas de Aguas de Zárate –hoy operada por AySA (Aguas y Saneamientos Argentinos)-. En aquella oportunidad, la mayoría de los concejales opositores -algunos de los cuales hoy reclaman diálogo con el Ejecutivo- coincidieron en mantener cierto escepticismo sobre los resultados de las últimas reuniones.
    Por su parte, el intendente Osvaldo Cáffaro dejaba abierta la necesidad de retomar la agenda común entre el Ejecutivo y Deliberativo en cuanto a temas relacionados al Plan Estratégico para el distrito.

     

    El intendente Osvaldo Cáffaro y el presidente del HCD, Aldo Morino, el día de la inauguración del período de sesiones.