• Hoy 21 - Zárate - 9.3° / 10.1°
    • Nublado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 74%
  • Los menores de 18 años podrán ir a la matinée de 18 a 00 horas

    1/1/2013

    El nuevo Código de Nocturnidad, aprobado el jueves pasado en el Concejo Deliberante, permitirá que los menores de edad asistan a las matinée de 18 a 00 horas.
    Esta norma tiene un apartado exclusivo para los menores de edad, estableciendo ese horario y prohibiendo el ingreso de mayores (salvo padres y/o tutores).
    “Los menores de entre catorce a diecisiete años sólo podrán permanecer en los establecimientos y locales comprendidos en la Categoría IV (Confiterías bailables) hasta la cero hora como máximo. La apertura de puertas para el inicio de actividades se realizará a partir de las 17:30, al sólo efecto que los padres o tutores o responsables legales de los menores tengan la posibilidad de realizar la revisión de las instalaciones. A partir de las 18 horas se dará inicio a la actividad bailable”, establece la ordenanza.
    Y agrega, “en tales establecimientos no se realizará exhibición, venta, expendio, y/o suministro a cualquier título de bebidas alcohólicas. No se admitirá la concurrencia simultánea en los locales e instalaciones bailables de menores de catorce a diecisiete años con mayores de dieciocho años de edad”.
    Además, el artículo 12 del Capítulo III, además beneficia a este tipo de actividades con la eximición de la tasa de espectáculos. “Los establecimientos y locales comprendidos en la Categoría IV (Confiterías Bailables) que realicen actividades de matinée para menores de 14 a 17 años, bailes y recitales, contarán con el beneficio de exención de pago de la tasa de espectáculo correspondiente al día de su realización. Se deberá comunicar al Departamento Ejecutivo Municipal la realización de la actividad con 10 días de anticipación”, reza la ordenanza.
    Prohiben expresamente los cabarets
    Una de los párrafos de esta nueva normativa prohíbe en todo el territorio del Partido de Zárate, el funcionamiento de locales de diversión tipificados como “cabarets o nights club”, y locales cuya actividad incluya personal femenino o masculino que actuando como acompañantes, bailen o alternen con los concurrentes, contratadas/os o no a tal efecto.
    Simulacros y campañas
    Todos los pubs y confiterías bailables deberán realizar, a raíz de este nuevo código, simulacros de evacuación de los locales, como mínimo una vez al año, notificando a la autoridad de aplicación día y hora de ensayo. Deberán al menos una vez por jornada, sea al inicio o durante el transcurso del espectáculo indicar donde se encuentran las salidas de emergencia, la ubicación de los matafuegos y brindar consejos prácticos para una ordenada evacuación del local en caso de siniestro. Además, el personal de seguridad y control de acceso deberá realizar un curso de primeros auxilios y de extinción de incendios, a través de personas capacitadas en las materias
    En tanto, todos los propietarios de locales de esparcimiento nocturno, sin distinción, tendrán que instalar un alcoholímetro digital a fin de determinar el porcentaje de alcohol en sangre de los concurrentes al establecimiento.
    En todas las categorías y rubros, no podrán realizarse competencias, sorteos, y toda atracción donde se estimule el consumo de bebidas alcohólicas.
    Los pubs y confiterías bailables deberán incluir campañas de difusión sobre las consecuencias del consumo de drogas, y el excesivo consumo de alcohol. Esta campaña estará coordinada por el Departamento Ejecutivo Municipal.
    También, y en relación a una ordenanza anterior, este código dictamina que todos los establecimientos deberán tener un dispenser de profilácticos en los sanitarios. “Los establecimientos o locales definidos en la presente deberán disponer en cada baño un dispenser automático para la venta de profilácticos, asegurando la provisión permanente, o bien disponer de un sector visible dentro del local para el expendio de los mismos”.
    Derecho de admision
    En otro apartado, la ordenanza regula el Derecho de admisión y permanencia. “El ejercicio del derecho de admisión se rige por las precisiones de la Ley Nacional Nº 26.370, por el art. 16 de la Constitución Nacional y por el art. 11 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires. En tal sentido, no puede conllevar en ningún caso discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión, discapacidad, económica, orientación sexual, identidad, de género, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social de los usuarios de los establecimientos y los espacios abiertos al público, tanto en lo relativo a las condiciones de acceso como a la permanencia en los establecimientos y al uso y goce de los servicios que se prestan en ellos. Los criterios de admisión y permanencia consagrados en el presente artículo deberán darse a conocer mediante carteles visibles al público instalados en el sector de acceso al establecimiento.
    Disposiciones sobre el sonido
    Casi metiéndose en cuestiones técnicas, obligando a los inspectores municipales a aprender de decibeles, a agudizar su oído y casi a postularse como disc jockey, un capítulo de esta Ordenanza habla de las “condiciones acústicas”. “Los establecimientos alcanzados por las categorías III y IV (pubs y confiterías bailables) deberán cumplir con las condiciones necesarias, en cuanto a instalaciones de aislamiento acústica, para garantizar que los sonidos y vibraciones generadas en el interior del local, no trasciendan al vecindario con niveles superiores a los establecidos en la Ordenanza Municipal de ruidos Molestos al Vecindario Nº 2576 o la norma que esté vigente en reemplazo de la citada. La colocación de elementos de emisión de sonido (parlantes, bafles, televisores, etc,), se hará únicamente dentro de locales cerrados y cubiertos”.
    Por si fuera poco, establece que todos los locales deberán contar con limitador de sonido el cual será calibrado según lo establecido en la Ley 19.587 de Seguridad e Higiene laboral por profesional con incumbencia y matricula vigente, y con la presentación de informe de condiciones acústicas del local avalados por el profesional actuante con incumbencia y matricula vigente.
    Y remata este capítulo con el siguiente párrafo, “los equipos de audio deberán ecualizarse y deberán disponer de sistemas previamente calibrados, con censores ubicados adecuadamente en el interior del local que corten el sonido cuando este supere el nivel máximo establecido en la presente”.