• Hoy 27 - Zárate - 20.1° / 21.4°
    • Despejado
    • Presión 1007 hpa
    • Humedad 50%
  • Taxistas y remiseros cortarán la rotonda el 15 de enero

    6/1/2013

    En abril del año pasado una importante marcha de remiseros y taxistas cortaron todas las calles céntricas y marcharon hacia el palacio municipal para reclamar mayor seguridad en la ciudad; reconociendo que la situación era preocupante y que afectaba directamente su fuente laboral.
    A su vez, reconocieron que había barrios a los que muchos remiseros y taxistas se niegan a entrar durante la noche aunque también durante el día.
    Luego de esta masiva movilización se sucedieron reuniones con autoridades municipales pero hoy aseguran que de nada sirvieron.
    Por eso los robos reiterados y el incendio de la parada de taxis de barrio España fueron determinante para que nuevamente decidan salir a manifestarse a la calle. “De nada sirven las reuniones, el problema ya está instalado, el delito y la inseguridad nos perjudican directamente a todos nosotros y queremos que las autoridades se hagan cargo”, expresaron desde la Asociación de Taxis de Zárate (ATZAR).
    La medida de fuerza realizada en abril fue decidida luego de que un chofer fuera herido de bala en el rostro en un intento de robo.
    Ahora, los mismos remiseros aseguran que todos los fines de semana se producen hechos delictivos que “no pasan a mayores, de milagro”.
    Marcha a la rotonda
    Ayer por la mañana un nutrido grupo de taxistas se reunieron en la parada incendiada de barrio España y decidieron, finalmente, realizar una marcha a la rotonda de acceso a nuestra ciudad el próximo martes 15 de enero, en el recambio turístico, donde habrá muchos turistas que pasen por el puente Zárate- Brazo Largo.
    “Es ante la falta de respuestas del Ejecutivo municipal. Ya hablamos con los remiseros y ellos también apoyarán esta medida porque la situación es insostenible”, anticiparon desde ATZAR. “Nos habían pedido que nos identifiquemos con un cartel para que la Policía o la DPU pudiera identificarnos y protegernos pero no sirvió de nada”, concluyó un remisero.