• Hoy 22 - Zárate - 14.1° / 14.6°
    • Lluvia
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 79%
  • “Este aumento es desmedido, se desconoce cuánto pagan industrias de otros distritos”

    21/1/2013

    La Unión Industrial de Zárate (UIZ) volvió a salir al cruce de concejales oficialistas desacreditando lo dicho por el presidente del Concejo Deliberante, Aldo Morino, y por la presidente del bloque de ediles, Ana Laura Allemann.
    En concordancia con la solicitada publicada días atrás en LA VOZ por la cámara que nuclea a las principales industrias del distrito, su titular, Horacio Ippóliti expresó: “leí las declaraciones de Morino y Allemann y no creo que haya mala intención sino desconocimiento de cuánto, realmente, están pagando otras industrias radicadas en diferentes partidos de la provincia. Yo les puedo asegurar que todas estamos comunicadas y, luego de consultar a las cámaras que las nuclea, lo que pagan no concuerda con las cifras que el bloque de concejales oficialistas dio a conocer. De la misma manera, creo que están comparando peras con caramelos, o sea lo que tributa empresas chicas con grandes industrias y, en definitiva, están diciendo la verdad a medias. Y muchas veces cuando se practica este discurso se está mintiendo, generando únicamente confusión en toda la población. Aumentos de este tipo hay que aplicarlos en profundidad, detalladamente, y con el cuidado del caso. De todas maneras, el aumento que aplicaron es desmedido”, opinó el presidente de la UIZ.
    Para que los vecinos lo entiendan, cada empresa debe pagar una alícuota correspondiente al ABL de acuerdo a su facturación. “Alícuota” quiere decir algo que forma parte de un todo; una subdivisión o porción de un todo, en este caso se utiliza para representar la parte o proporción fijada por ley para la determinación de un derecho, impuesto u otra obligatoriedad tributaria; en este caso de su facturación. En Zárate las empresas grandes, todas ellas multinacionales, pagaban el 3 por mil ya que presentaban una importante facturación bimestral. Entonces el conflicto entre la UIZ y el Ejecutivo comienza cuando el reciente “impuestazo” llevó esta cifra del 3 por mil al 5 por mil, dos puntos de alícuota que representan millones de pesos de recaudación para el Ejecutivo, teniendo en cuenta que las arcas municipales se inflan gracias a la contribución, especialmente, de las grandes empresas que pagan estas tasas.
    Sin ir más lejos, y tomando el caso más reciente de Toyota; la empresa automotriz pidió que se fije un techo impositivo máximo a su contribución de ABL. Y los concejales aprobaron, en el mes de agosto, de fijarlo en 15,5 millones de pesos anuales en concepto de tasa por seguridad e higiene. No obstante, se fijó que la empresa deberá pagar un valor correspondiente al 4 por mil de su facturación anual. Precisamente el presidente del HCD, Aldo Morino, había expresado que todas las empresas del parque industrial iban a tributar hasta ese tope. “Claro que el caso de Toyota Argentina es particular porque es la que más paga, pero establecimos este límite y fijamos con la automotriz el nuevo canon”, informó Morino a mediados de año.
    Cifras comparativas
    En este sentido, Horacio Ippólitti, se abocó a dar un panorama de cuánto, realmente, están pagando otras empresas de partidos bonaerenses en concepto de Alumbrado, Barrido y Limpieza.
    “Por ejemplo en el caso de Pilar, hay tres categorías de alícuotas, la primera establece que todas las empresas que facturan hasta 600 mil pesos de manera bimestral deben pagan de ABL un 5 por mil de esa recaudación. La segunda categoría marca que las empresas que facturen de 600 mil a 3 millones de pesos bimestralmente, pagarán 4 por mil de esa facturación. Y luego hay una tercera categoría, en donde las empresas con una facturación mayor a 3 millones de facturación bimestral, deberán abonar 3 por mil de esa recaudación.
    En Bahía Blanca, distrito citado por los concejales, las grandes empresas químicas, petroquímicas, refinerías y agroquímicas; comparables con todas las asociadas a la UIZ, solamente pagan el 3,5 por mil de su facturación bimestral y poseen un techo impositivo.
    En Escobar son todas Pymes, no es comparable su parque industrial con respecto al nuestro y claramente que una Pyme, en comparación con las grandes industrias, va a pagar una alícuota más cara porque su facturación es menor. En Campana también sucede lo mismo, las Pymes son las que tienen esa alícuota de 5 por mil basadas en su facturación expresada por los concejales. De cien pymes, a modo de ejemplo, unas diez se ubicarán en el rango del 5 por mil pero la gran mayoría está pagando un 4 por mil de su facturación bimestral. Que Morino averigüe cuánto pagan las grandes empresas como Tenaris o la Esso de ABL”, informó Ippólitti. “Otro distrito que mencionaron los ediles fue Mar del Plata, en donde la mayoría son todas pymes que no superan el rango de hasta 600 mil pesos de facturación bimestral y claramente van a pagar una alícuota más cara. Como verán, están comparando industrias grandes y pymes, peras con caramelos. Mezclando alícuotas y facturaciones que no hacen que confundir más a toda la gente. De 3 por mil quiere que paguemos 5 por mil, que representa mucho dinero para cualquier empresa”, concluyó Ippólitti.

    La poca coparticipación

    Por otro lado, el presidente de la UIZ se refirió a los dichos del presidente del HCD “sobre tablas”, el día de la votación del impuestazo. Allí, Morino justificó el aumento de las tasas diciendo que era poca la coparticipación que recibía Zárate en relación a su Producto Bruto Interno, o sea a las riquezas o los recursos que generaba. “En cuanto a la coparticipación, coincidimos, como cámara industrial, con el presidente del HCD. No solamente desde el punto de vista político, que es el que le interesa a ellos; sino también desde un plano social, económico e industrial. Creemos que, en defensa de los intereses del Partido de Zárate; de todos sus habitantes, del último hasta el primer contribuyente, del jubilado a la gran industria; se debe exigir más coparticipación porque, efectivamente, es poca. Pero son nuestros representantes los que deben ir a luchar y a pedir, a los lugares que corresponde, más coparticipación federal. Ellos deben ir Gobierno provincial, al nacional, a la cámara de diputados y senadores y no trasladarle a los habitantes de Zárate una erogación de este tipo, o sea a los más débiles, los vecinos, los trabajadores, que además somos los primeros perjudicados por la poca coparticipación. Encima que somos perjudicados con esta circunstancia; el Ejecutivo nos aumenta las tasas en niveles desmedidos. Y no estamos hablando solamente de la parte industrial. Es una doble carga para todos”, dijo el presidente de la UIZ. Y agregó irónicamente, “sabemos que en verano se transpira mucho pero hay que viajar; pero para eso son nuestros representantes y se les paga por ello; para que defiendan los intereses de Zárate y no para que aplaudan en los actos una inauguración”.
    Por último, le contestó a la edil Ana Laura Allemann, quien había expresado que los concejales no eran responsables de los cierres de plantas que ha tenido la zona. “Tildarnos de responsables de que el polo industrial de Zárate se puede ver afectado por el aumento aprobado por estos concejales es informar tendenciosamente”, había manifestado la edil oficialista. “Que la concejal no se haga la víctima. En la solicitada de la UIZ se entiende claramente que las industrias que se marcharon no lo hicieron por el aumento de las tasas sino por otros factores. No obstante, nosotros le estamos advirtiendo en la solicitada, que muchas empresas que hoy están en dudas de seguir operando en Zárate, que tomarán este nuevo aumento impositivo como elemento negativo e inclinarán la balanza para su retiro. Simplemente eso estamos diciendo, así que no es apropiado que exagere su posición de víctima”.
    Por todos estos temas, la UIZ convocará a una conferencia de prensa la semana que viene para aclarar todas estas circunstancias y continuar luchando para que se revea el “impuestazo”, que no solamente cayó sobre los frentistas y los vecinos en particular sino contra comerciantes e industriales.

     

    Horacio Ippólitti.