• Hoy 28 - Zárate - 19.9° / 21.5°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 67%
  • Ocho incendios de pastizales en menos de tres horas

    5/2/2013

    La tarde de ayer fue intensa para los bomberos ya que en menos de tres horas debieron extinguir ocho incendios de pastizales en zonas periféricas y rurales de la ciudad.
    Todo comenzó a las 14 horas con un incendio de pastizales en Laprida al 2700. Allí, un vecino había quemado desechos y el fuego se descontroló. Entonces la rápida intervención de Bomberos evitó que las llamas se expandan a otras viviendas.
    A las 14:45 otro incendio de pastizales se registró en calle España y Calle 24. A las 15:17 se decidió tocar la sirena del cuartel por la cantidad de incendios registrados en un breve lapso. Si bien no hubo que pedir la colaboración de otros cuarteles de la zona porque los focos eran pequeños, se trató de atacarlos con la mayor celeridad posible ante los simultáneos siniestros detectados durante toda la tarde.
    A las 15:30 horas otro incendio de pastizales en calle Arribeños y Calle 4, a la vuelta del primero registrado en calle Laprida al 2700. A las 15:40 en Estrada y Calle 34 otro foco ígneo que debieron extinguir y minutos más tarde otro en Juan B. Justo y Calle 22. También se registró otro incendio de pastizales a las 15:55 horas en el barrio Los Ceibos.
    “Con una dotación todos pudieron controlar pero estuvimos corriendo de un punto a otro de la ciudad”, informaron del cuartel local. “El primer móvil partió a las 14 y recién regresó a las 17”, agregaron.
    Como corolario del día, a las 18 horas otro incendio de pastizales fue registrado en las vías del ex ferrocarril Mitre, actual TBA, sobre la Ruta Provincial Nº 193. En éste, los bomberos trabajaron durante más de una hora.
    Se desconoce el motivo de cada uno de los incendios aunque muchos de ellos se trató de vecinos que quemaron residuos y el fuego se descontroló. En total, durante toda la jornada de ayer se trabajó con trece hombres y cuatro móviles.
    Escape de gas
    Momentos de preocupación se vivieron ayer, alrededor de las 10 horas, en calle Paso y La Rioja cuando una cuadrilla de empleados municipales realizaba tareas de saneamiento y zanjeo y rompieron, involuntariamente, un caño de gas.
    De manera inmediata se avisó a los Bomberos Voluntarios para que eviten cualquier tipo de fuga que pueda generar un incendio en la zona. Luego se llamó a la empresa de gas y terminó arreglando la fuga.