• Hoy 6 - Zárate - 14.4° / 16.4°
    • Despejado
    • Presión 1023 hpa
    • Humedad 60%
  • Trabajadores reclamaron frente a la planta de TFL

    26/2/2013

    Un grupo de trabajadores nucleados en el Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas de Zárate se manifestaron ayer en el acceso a la planta de TFL Argentina S.A. en reclamo por el posible despido de la mitad del personal en el marco del cierre de la línea de producción de colorantes. Mantendrán la protesta en el lugar hasta que intervengan autoridades nacionales y provinciales.
    Con la quema de neumáticos ante la decisión de la casa matriz, los trabajadores expresaron su malestar ante la incertidumbre y el temor de que cerca de 50 trabajadores pierdan su principal fuente de ingreso. A pesar de la manifestación, los trabajadores indicaron que la actividad en la planta –donde ya no se produce colorante- es normal porque “nadie impide la entrada o salida de nadie, el personal que está fuera de convenio trabaja con normalidad”.
    Si bien desde el gremio señalaron que pese a la inflexibilidad mostrada por la compañía respecto a la decisión de relocalizar su línea de producción de colorantes en otro país, indicaron que los trabajadores aún no recibieron telegramas de despido.
    No obstante, sí se intentaron reuniones individuales para que los empleados accedan a un retiro voluntario.
    “El Gobierno tiene que intervenir”, señalaron desde el gremio, “sabemos que el Ministerio cuenta con un informe de la secretaría de Trabajo pero todavía no se ha comunicado nada oficialmente”
    Desde el día viernes se cortaron los canales de diálogo entre la empresa y el sindicato. “Lo único que hacen es llamar a los trabajadores para que firmen el acuerdo de retiro y ellos, por supuesto, no acceden”, informaron.
    Según indicaron desde el sector, aguardarán por los telegramas para tomar nuevas medidas de protesta. “Cuando el primer trabajador sea notificado pararemos la fábrica, aquí estamos para defender una fuente de trabajo”, señalaron los manifestantes.
    El conflicto se inició la semana pasada cuando la firma alemana informó que reduciría su plantel laboral en un 50 por ciento dado que la elaboración de colorantes, una de sus actividades, se comenzaría a realizar en otro país para después comercializarla en Argentina.
    Luego de una reunión entre empresarios de la firma alemana y los sindicalistas no se llegó a un acuerdo. Desde el Sindicato Químico manifestaron que están dispuestos a incrementar las medidas de fuerzas para preservar las fuentes laborales.
    Por último aseveró “vamos a permanecer aquí hasta que esto tenga una solución concreta, que todos tengan trabajo, acá no es 50 sí y 50 no”.
    En tanto, fuentes consultadas del Ministerio de Trabajo nacional informaron que, por instrucción del ministro Tomada, el jefe de Gabinete de esa cartera, Norberto Ciavalino, se contactará con el gremio para analizar la situación laboral existente que fuera denunciada ayer por la organización gremial ante ese ministerio federal.