• Hoy 25 - Zárate - 18.6° / 18.7°
    • Lluvia
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 82%
  • Ratifican construcción del reactor nuclear de Lima

    4/12/2013

    El Jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich, junto con el Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido, firmaron el lunes por la tarde el contrato de adjudicación del recipiente de presión del reactor nuclear Carem (Central Argentina de Reactores Modulares).
    Esta obra, sus estructuras internas y el montaje en la planta, asciende a 398 millones de pesos y estará a cargo de la empresa nacional Impsa.
    La fabricación en el país de este componente representa un hito para la industria nacional y latinoamericana, ya que será la primera vez que el recipiente de presión de un reactor nuclear se diseña y construye en Argentina.
    También participaron de la audiencia, el subsecretario de Coordinación y Control de Gestión, Roberto Baratta; el secretario de Energía, Daniel Cameron; la Presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Norma Boero; el Vicepresidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Mauricio Bisauta; el Gerente del Carem, Osvaldo Calzetta y el Vicepresidente de IMP S.A., Rubén Valenti.
    CAREM
    Este es un proyecto llevado a cabo por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), con el aval del Gobierno nacional, y transformaría en un “Polo Tecnológico Nuclear”, ya que tendría a Atucha I, Atucha II y al Carem, un laboratorio nuclear en donde se probará un prototipo nacional de reactor nuclear modular, más chico que el operado en el resto de las centrales nucleares.
    A nivel técnino, el Carem se trata de un reactor chico, de características pasivas y de seguridad inherente, cuya construcción, operación y mantenimiento es relativamente sencillo en relación a sus antecesores. A diferencia de otros proyectos, cuyos diseños buscan la generación de potencias superiores a los 600 o 700 megavatios, este reactor será “de baja potencia”. Su primer prototipo, el Carem- 25, se encuentra en la etapa previa a su construcción y será de aproximadamente 25 megavatios de potencia eléctrica, capaces de abastecer a una población de hasta 100 mil habitantes.
    Este tipo de reactores permitirán prestar otros tipos de servicios como el suministro eléctrico específicamente a polos industriales con alto consumo de energía en zonas alejadas; desalinización de agua; suministro en regiones aisladas o el simple aporte de energía a las grandes redes de interconexión eléctrica.
    El proyecto está catalogado como, “uno de los más importantes de la historia científica y tecnológica argentina” y su lugar de emplazamiento es en un predio contiguo a Atucha I, donde se alzaba la planta de agua pesada hacia el norte.
    En realidad se trata de un proyecto nuclear creado a principios de la década del ochenta con el nombre Carem y presentado oficialmente en 1984 y relanzado en el 2006. El objetivo del mismo es llegar a construir reactores nucleares de menor escala en Argentina para luego comercializarlos a toda América Latina. Más allá del fin comercial y eléctrico, lo que se proponen construir en este predio es un polo tecnológico que representará la convergencia de todo el conocimiento nacional sobre energía nuclear. Para ello se plantea la posibilidad de edificar laboratorios que presten servicios a otras centrales nucleares, salas de divulgación e información tecnológica y científica y áreas de capacitación en la zona periférica al edificio del reactor.

    MANO DE OBRA

    En abril de este año, fuentes de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) Seccional Zárate indicaron que cerca de 80 trabajadores ya se hicieron los exámenes preocupacionales para comenzar con el montaje civil de este laboratorio nuclear.
    Actualmente, se encuentran trabajando aproximadamente 30 personas de la CNEA pero, conforme terminen la etapa de reacondicionamiento del predio, se sumarán muchos más.
    Se espera, según lo esperado por el sindicato de la construcción, que en el pico de obra, promediando el año 2015, absorba a unos 1.200 trabajadores de toda la zona en este nuevo proyecto nuclear.

    El Ministro de Planificación, Julio De Vido,  y el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en la audiencia de la que también participaron autoridades de la CNEA.

    El Ministro de Planificación, Julio De Vido, y el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en la audiencia de la que también participaron autoridades de la CNEA.