• Hoy 27 - Zárate - 15.6° / 17.6°
    • Lluvia
    • Presión 1005 hpa
    • Humedad 90%
  • “Es una enorme responsabilidad ser la reina de la ciudad”

    26/3/2016

    Los profundos ojos claros de Julieta Bochini se vuelven transparentes y adquieren un brillo especial cuando recuerda las tardes de su infancia, de mucho juego en las veredas de Villa Massoni, con sus hermanos. Se transporta ocho años atrás para encontrarse en una tarde lluviosa, donde el olorcito a tierra mojada de la incipiente llovizna se mezclaba con el aroma de las tortas fritas de su mamá las cuales, según ella, son las mejores del mundo. “Me crié en una casita muy humilde, rodeada de mucho cariño de mi familia. Quizás no podía tener las muñecas o los juguetes que tenían los demás pero fue una etapa de muchas risas y una de las más divertidas de mi vida”, contó la actual Miss Zárate; quien con 17 años se transformó en una de las reinas más jóvenes del certamen. Hoy recuerda su infancia con emoción pero sin abandonar la sonrisa que la destacó por encima del grupo de participantes.

    “La verdad es que me preparé mucho para estas instancias, desde muy chica pude estudiar en una agencia de Capital Federal, llamada Rebel models. Allí cursé un año entero y tomé clases de teatro, maquillaje y desfilé en varias oportunidades. Me considero una persona muy dedicada a lo que me gusta y a mi futuro, es por ello que cuando encaro algo entrego todo”, comentó Julieta.

    En la actualidad está cursando en la Escuela Técnica Nº 1 (ex Colegio Industrial) la carrera de Técnica Química. Si bien aún le faltan dos años tiene en claro que esta chance no la puede dejar pasar, y a la par del estudio pretende concentrarse en esta nueva carrera que comienza. Aunque reconoció que le interesaría cursar la carrera de Periodismo una vez egresada. “Hoy me toca ser reina de Zárate y lo tomo como una enorme responsabilidad porque, de alguna manera, soy la representante de la ciudad. Por eso estoy dispuesta a seguir aprendiendo mucho más en esta carrera y, por lo pronto, mis proyectos son representar a la ciudad en fiestas provinciales y nacionales como la Fiesta de la Flor en Escobar y del Girasol en Carlos Casares. Además me gustaría seguir formándome en Miss Universo y Miss Mundo Buenos Aires y que todos, a través de mi participación, puedan conocer un poco de lo que es Zárate, el tango, el río y su cultura”, expresó la bella joven de 17 años. “Me gustaría también impulsar mi carrera como modelo y como Miss. Sé que son dos cosas diferentes pero me gustan ambas y estoy dispuesta aprender. Sigo estudiando en la academia de Antonella Kruger y me siento muy bien, Antonella me transmite toda su experiencia; al igual que las profesoras que enseñan allí”, agregó.

    La pregunta obligada al escuchar su apellido remite al ex jugador de Independiente y una de las glorias del fútbol argentino, Ricardo Bochini. “El Bocha” es tío de su Papá, aunque reconoce no tener mucho contacto. Además Julieta tiene tres hermanos y una hermana, de 20 años, de quien es muy compañera. También es tía de dos “hermosas sobrinas”, un de 5, que ya incursiona en desfiles, y una bebé de un año.

    Otra de las pasiones de Julieta es bailar, de hecho fue bailarina en los carnavales organizados por la municipalidad y danza desde los 13 años. Fue reina de una comparsa local y tuvo la posibilidad de hacer una gira por el sur del país con “Marí Marí”.

    Hoy Julieta se perfila como una de las Miss que quedará en la historia de la ciudad, por su belleza, por su juventud y por todo lo que aún le resta en su largo camino relacionado al mundo de la belleza. “A las chicas que están indecisas con participar en el certamen o que buscan dedicarse a algo relacionado a este mundo les puedo decir que nunca bajen los brazos, que sigan siempre sus sueños pero que se capaciten en el camino. Que estudien y que sean conscientes de que muchas veces importa más la actitud que la belleza”, subrayó Julieta en el cierre de la charla.

    Precisamente el jurado vio en ella la actitud, algo que la destacó por encima del resto de las bellas participantes de Miss Zárate 2016. Y en esa actitud estuvo el hecho de tomar al certamen como un juego, como algo lúdico; como si estuviese riendo en la vereda o en el patio de su casa, jugando con sus hermanos y festejando la llegada lluvia que también presagiaba las tortas fritas de su mamá. Otro de los momentos en que los ojos de Julieta adquirieron un brillo especial fue cuando mencionó a su madre, “mi mamá siempre me apoyó en todo lo que hice, está siempre, se esforzó como nadie por mis hermanos y es una luchadora de la vida”. Sin dudarlo, la reina de Zárate anticipó que el viaje a Mendoza que recibió como premio lo hará con ella, como forma de agradecimiento y de darse cuenta de su presente, y de todo lo que transitó para llegar a su presente. Si bien Miss Zárate es un concurso de belleza, la actitud, la sonrisa y el plus de tomarse al certamen como un juego fue lo que le dio a Julieta el título. Y no fue una pose, sino la filosofía de vida que aprendió de chica y con la cual se crió toda su familia.

    Julieta Bochini en LA VOZ.

    Julieta Bochini en LA VOZ.