• Hoy 25 - Zárate - 16.7° / 17.2°
    • Lluvia
    • Presión 1013 hpa
    • Humedad 92%
  • Evalúan el impacto tarifario para Aguas de Zárate tras el aumento de la energía

    26/3/2016

    El intendente Osvaldo Cáffaro confirmó que, en estos días, su Gabinete está abocado al análisis del impacto del aumento tarifario en el servicio eléctrico en el sector domiciliario y también respecto al servicio que presta Aguas de Zárate.

    Si bien la agenda política del municipio hoy está abocada al conflicto por los despidos en Atucha 2; por estas horas también los funcionarios municipales se encuentran monitoreando y evaluando el aumento tarifario autorizado por la gobernadora María Eugenia Vidal.

    “Estamos evaluando el impacto tarifario domiciliario y el costo que pasará a tener la empresa Aguas de Zárate. Pero también estamos abocados a gestionar para que la empresa Aysa no se vaya de la ciudad”, confirmó el jefe comunal.

    En principio, a fines de febrero el gobierno bonaerense autorizó un aumento del costo de la energía. Si bien esta suba se compensará con la eliminación del sistema de premios y castigos PUREE, los usuarios domiciliarios percibirán un aumento pero que, en definitiva, estará en función de su consumo, dado que también los subsidios continuarán beneficiando a todos los vecinos.

    Por su parte, la Cooperativa Eléctrica de Zárate (CEZ) espera tener un panorama más claro a partir del mes entrante, cuando todos los usuarios abonen su factura con el cuadro tarifario nuevo.

    No obstante, los más perjudicados serán los comercios y las industrias, quienes absorberán el mayor impacto, con aumentos que tienen como “techo” un 211% de incremento y la eliminación de subsidios.

    Más allá de esta situación, uno de los perjudicados será la empresa con mayoría accionaria del Estado municipal, Aguas de Zárate, ya que la misma está encuadrada legalmente como una Sociedad Anónima con Participación del Estado Municipal (SAPEM) y este tipo de sociedades no están exentas de pagar la energía con valores comerciales; es decir sin subsidios y con subas que rondan el 200%.

    En este caso Aguas de Zárate utiliza mucha energía eléctrica para bombear agua en la red y esto repercutirá en la contabilidad de la empresa. Además, el intendente Cáffaro confirmó que la empresa AySA se estaría yendo del Partido de Zárate, dejando de operar junto a Aguas de Zárate.

    Esto impactaría directamente sobre el plan de inversión programado por Aguas de Zárate, el cual contaba con la participación de AySA.

    Este nuevo frente de conflicto será uno de los más urgentes que deberá atender el Municipio  a partir del próximo mes y es por ello que ya están evaluando opciones a tomar para absorber el impacto tarifario del aumento de la energía y ver alternativas de administración y operativos de Aguas de Zárate en caso de que AySA “abandone” su servicio en Zárate.

    Osvaldo Cáffaro.

    Osvaldo Cáffaro.