• Hoy 25 - Zárate - 24.9° / 27.6°
    • Nublado
    • Presión 1011 hpa
    • Humedad 72%
  • El obispo Laxague presidió la misa del Domingo de Resurrección en Fátima

    28/3/2016

    En cada una de las iglesias y capillas de la diócesis Zárate-Campana se celebró ayer con júbilo cristiano la misa de Pascua de Resurrección. Como en todo el mundo. En el vaticano, el papa Francisco en un mensaje pascual  recorrió varios ejes de la política global, y aseguró que “Dios ha vencido el egoísmo y la muerte con las armas del amor; su hijo, Jesús, es la puerta de la misericordia, abierta de par en par para todos”, tras la bendición “Urbi et Orbi” que lanzó desde el balcón central de la Basílica de San Pedro.

    En la Diócesis Zárate-Campana, el Obispo Pedro Laxague celebró la misa del mediodía en la Iglesia de Nuestra Señora de Fátima en El Bajo, en forma conjunta con su párroco padre Lucas Martínez.

    Por primera vez, el Obispo tomó contacto con la comunidad de Fátima, lo que dijo no será la última ya que piensa seguir visitando a la vecindad para dialogar.

    El templo, colmado de fieles, lució un importante arreglo floral, obra de su comunidad, que enmarcó la ceremonia plena de emoción. El obispo Laxague resaltó la “nueva vida que se inicia para el cristiano con la muerte y resurrección de Jesucristo. “A veces tenemos tantos problemas, dolores físicos y espirituales que nos olvidamos que tenemos una nueva vida, que nace del amor que Dios ha derramado en nuestros corazones con el bautismo”. “A ese hombre nuevo que nace con el bautismo debemos invocar para llevar adelante las cruces, como Jesús”. “Cristiano es quien se sabe pecador, pero también sabe que el Señor murió en la cruz y con él murieron todos los pecados incluso los actuales en nuestras confesiones”, dijo Laxague en otro pasaje de su homilía.

    “El primer anuncio de la resurrección lo hizo San Pedro que nos nuestra la vida nueva. El cristiano debe ser alegre, contagiar a los demás y predicar que el Señor vino para rescatar, donde hay dolor está Jesús porque él ha sufrido dolores. En el encuentro de la Pascua miremos en la fe de la iglesia “No mires nuestros pecados sino la fe de tu Iglesia”, repitió al finalizar sus palabras.

    Terminada la Misa con las bendiciones, el obispo Laxague y el padre Martínez saludaron a los fieles en el atrio teniendo así la oportunidad de tomar contacto con el flamante obispo que asumió al frente de la Diócesis en el pasado mes de diciembre.

    PAZ Y CONVIVENCIA FUERON LOS CLAMORES DEL PAPA

    En su menaje desde el balcón de La Iglesia de San Pedro en el Vaticano, el Papa Francisco enmarcó sus pedidos de paz y convivencia en un mundo que “está lleno de personas que sufren en el cuerpo y en el espíritu, mientras que las crónicas diarias están repletas de informes sobre delitos brutales, que a menudo se cometen en el ámbito doméstico, y de conflictos armados a gran escala que someten a poblaciones enteras a pruebas indecibles”.

    “Que su mensaje pascual se proyecte cada vez más sobre el pueblo venezolano, en las difíciles condiciones en las que vive, así como sobre los que tienen en sus manos el destino del país, para que se trabaje en pos del bien común, buscando formas de diálogo y colaboración entre todos”, pidió el Obispo de Roma.

    “Y que se promueva en todo lugar la cultura del encuentro, la justicia y el respeto recíproco, lo único que puede asegurar el bienestar espiritual y material de los ciudadanos”, agregó.

    obispo-3

    obispo-2

    obispo-1