• Hoy 8 - Zárate - 9.2° / 13.8°
    • Nublado
    • Presión 1025 hpa
    • Humedad 64%
  • Detectan e infraccionan tosqueras sin habilitación

    30/8/2016

    Semanas atrás, la Secretaria de Servicios Públicos de la Municipalidad, llevó a cabo una mejora en el camino que conduce a la Escuela Agraria “El Tatú”, ante los reclamos de los docentes y alumnos que deben transitar la zona a diario, dado que la calle presentaba una superficie muy irregular y se volvía intransitable los días de lluvia.
    La intervención en la zona, puso de manifiesto una amenaza medioambiental frente a la existencia de tosqueras sin habilitación para la extracción, que se ubican en las inmediaciones de la Ruta 31. Recientemente, el área de Medioambiente de la Municipalidad tomó intervención en el tema, y labró las infracciones correspondientes ante la inexistencia de la documentación habilitante solicitada para la actividad.
    Juan Ferrari, Director General de Ambiente y Desarrollo Sostenible, explicó en diálogo con LA VOZ, que “todas las tosqueras están regidas por la Ley 13.312 y tienen el Decreto reglamentario Nro. 2090/10, donde se exige que todas la empresas de explotación minera tienen que estar inscriptas en la Dirección Provincial de Minería, y a su vez están obligadas a tener la guía de traslado”. Este tipo de permisos, de orden provincial, generan una zona gris en los controles locales, dado que los inspectores municipales se encuentran imposibilitados para detener un camión con tierra con el fin de solicitar la documentación correspondiente, aunque el procedimiento si puede hacerlo la Policía de la Provincia de Buenos Aires.
    “A pesar de que somos los dueños del uso del suelo, la Provincia es quien otorga el permiso de explotación minera y, a su vez, dentro del permiso, exige la remediación que tiene que haber del suelo y las condiciones”, detalló Ferrari.
    Según informó el funcionario, el afán de llevar a cabo una actividad comercial de extracción de tierra, ha llevado a varios propietarios de campos a realizar vínculos comerciales poco claros, de gran impacto ambiental y, desde ya, por fuera de la Ley.
    Como ejemplo claro de la falta de control, una tosquera ubicada sobre Ruta 193, ha generado una perforación en la napa freática, provocando la salida de agua a la superficie y dando origen a un lago artificial.
    “Hay dos Ordenanzas municipales donde se regula la explotación minera, respecto a los lugares; pero el permiso lo da la Provincia, que no tiene la cantidad de inspectores suficientes para todos los distritos”, sostiene Ferrari, y explica que en la actualidad hay alrededor de un número cercano a los ocho inspectores para controlar toda la actividad de la provincia y, en caso de detectarse una irregularidad como sucede en Zárate, la presencia solicitada del inspector entra en un cronograma y, muchas veces cuando llega al lugar, el daño es irreversible.
    “La Ley de Minería determina el volumen que hay que sacar, cuánto de la primer corteza, cómo hay que reponer y restablecer los lugares, dejar taludes para la remediación del lugar y que el suelo vuelva a tener su uso. Nosotros tenemos que actuar en primera instancia, pero después tenemos que hacer las delegaciones, aunque tenemos la facultad de clausurar la actividad comercial”, manifestó.
    En referencia a las extracciones realizadas en las tosqueras ubicadas en las cercanías de la Ruta 31 (a cargo de la empresa Massey), Ferrari sostiene que las mismas están violando la normativa que indica que deben ubicarse a mil metros de rutas provinciales o nacionales. Ante esta irregularidad, ya dieron intervención al Juzgado Municipal de Faltas para que tome cartas en el asunto, y se han hecho –hace aproximadamente un mes- las delegaciones y notificaciones correspondientes a la Provincia de Buenos Aires, aunque hasta el momento no han recibido una respuesta.
    “El perjuicio más inmediato es la destrucción de los caminos, los camiones salen con exceso de peso. Cuando pasan a rutas provinciales o nacionales, toma intervención Vialidad”, explica el funcionario y agrega que de no hacerse las remediaciones que indica la norma, puede quedar una cava muy grande, por lo cual, en caso de existencia de un curso de agua cercano, o una perforación de la capa freática, queda una laguna no natural de gran riesgo para la población: “Ocurren dos cosas; muchas personas quieren utilizarla como recreación pero se desconoce la profundidad, o a veces se utiliza con fines delictivos, ya que se tiran esqueletos de automotores y aunque la gente sepa nadar, no sabe lo que va a encontrar en el fondo y ahí es donde se producen las desgracias. Tampoco se realizan los alambrados perimetrales y la colocación de carteleria para la contención que exige la ley”.
    Por otra parte, la recaudación por las guías de traslado se encuentran a cargo e Arba, por lo cual el Municipio no recibe ningún tipo de porcentaje por la actividad que daña los caminos, las propiedades, los suelos -que dejan de ser cultivables-, y sin un recupero.
    Una vez realizadas las notificaciones y labradas las infracciones correspondientes, el próximo paso, indicaron, es la de llevar a cabo la clausura de la actividad en el lugar. En este sentido, expresó Ferrari, “se proyecta hacer una presentación en el Juzgado Federal con asiento en Campana que conduce el Juez González Charvay, donde se hará responsable solidario al propietario del campo”. Esto tiene como objetivo sentar precedente para evitar la proliferación de la actividad de manera ilegal y descontrolada.

    Una de las tosqueras sin habilitación y que fue infraccionada.

    Una de las tosqueras sin habilitación y que fue infraccionada.

    A %d blogueros les gusta esto: