• Hoy 29 - Zárate - 15.6°
    • Despejado
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 56%
  • Preocupación por el cierre de la planta de Carboclor

    31/5/2017

    A fines del año pasado, desde la empresa Carboclor, filial en Argentina de Ancap, anunciaron la crisis que atravesaba la empresa, y con el paso de los días se alimentó el rumor de cierre de la planta ubicada en Campana.
    Según se había informado, la producción había caído por debajo de los “niveles normales” causada por deficiencias financieras. Primero, se realizó un llamado a concurso preventivo, a la espera de una recuperación que nunca llegó.
    En la jornada del pasado lunes, la Responsable de Relaciones con el Mercado de la empresa, Mariana Trentin, presentó un comunicado ante la Comisión Nacional de Valores, donde se advierte el cierre de plantas: “El directorio de la sociedad (Carboclor S.A) resolvió comenzar en forma inmediata un proceso de reestructuración debido a la grave situación financiera que atraviesa la sociedad. En este sentido, el Directorio resolvió cerrar las plantas de Solventes Oxigenados y Solventes Alifáticos y Aromáticos y concentrarse en el negocio de almacenaje y logística asociado a la terminal portuaria”.
    En esta línea, el comunicado amplia que “la medida implica desvincular al personal afectado a las operaciones de las plantas que se procederán a cerrar”. En sintonía con esta decisión, el directorio también aprobó la presentación de un Procedimiento Preventivo de Crisis ante el Ministerio de Trabajo de la Nación.
    En diálogo con LA VOZ, Norberto Lubo, Secretario General del Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas, confirmó los trascendidos sobre las presentaciones realizadas desde la empresa, pero por el momento prefirieron mantenerse cautos en las declaraciones y a la espera de una llamado de audiencia de la cartera laboral.
    Fuentes consultadas por este medio, informaron que desde la jornada del lunes, varios empleados fuera de convenio no pudieron ingresar a la planta. Si bien las autoridades gremiales explican que por el momento no hay definiciones sobre el rumbo que tomará la empresa –dado que no hay números certeros sobre la cantidad de empleados que mantendrán y los que despedirán-, se sabe que con las recientes acciones tomadas desde la compañía, cerca de 200 puestos de trabajo entrarían en peligro, configurando un serio impacto laboral en la región.