• Hoy 20 - Zárate - 9.4° / 11.5&deg
    • Despejado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 57%
  • Boqueteros robaron la sede del Club de Leones dos veces en menos de 24 horas

    10/6/2017

    Una de las entidades benéficas que más actividades genera a nivel local es el Club de Leones, que entre otras tareas trabaja con el área de Salud municipal en materia oftalmológica. En esta oportunidad no es noticia por su altruista accionar sino por la inseguridad, que golpea a todos los vecinos e instituciones por igual.
    Su nueva sede, entregada y donada por el propio Ejecutivo municipal, se ubica en Río Paraná y Teodoro Fels, en el barrio de Copiapó. Allí edifican con mucho esfuerzo las paredes de lo que será su ubicación definitiva en la ciudad.
    Sin embargo la sorpresa no fue nada grata cuando el miércoles por la mañana los miembros de la comisión directiva ingresaron al establecimiento y se encontraron con todo el interior revuelto.
    Según los datos que pudieron recoger un número no establecido de delincuentes ingresó a la sede el martes por la noche, en las vísperas a una feria americana que la entidad se encontraba organizando para recaudar fondos y seguir con el programa oftalmológico que mantiene con el Municipio. “Queríamos recaudar fondos para la compra y posterior entrega de anteojos; de hecho teníamos toda la ropa y el material que íbamos a disponer para la feria allí, en nuestra sede”, expresó María Avigliano, presidente la entidad.
    Volviendo al hecho, este grupo aún no determinado de delincuentes ingresó en la noche del martes mediante un boquete, de importantes dimensiones, que hicieron en la pared lateral. Por este verdadero hoyo pudieron ingresar para luego robarse todo tipo de elementos que encontraron en el interior del establecimiento; entre los que se hallaba la ropa que pondrían a la venta, estufas, garrafas, una cafetera y otros artículos.
    No contentos con el botín y con lo cometido, este grupo de delincuentes regresó al lugar al otro día, el miércoles por la noche; rompiendo la cobertura provisoria que los miembros de la Comisión Directiva habían hecho para tapar, de alguna manera, el boquete; y se llevaron más artículos propios de la entidad.
    Obviamente que la feria americana no solamente no pudo llevarse a cabo sino que la angustia se apoderó de gran parte de los socios y de los miembros leoninos que buscarán reacomodarse ante este nuevo y lamentable episodio de inseguridad. “Vamos a ver si ponemos una alarma porque nos da mucha pena lo sucedido. Todo lo que hacemos, lo venimos realizando con mucho esfuerzo y a pulmón. Y este tipo de acciones nos duelen mucho y nos retrasan mucho en función de comprar anteojos y continuar con los programas de asistencia social que tenemos”, concluyó Avigliano.