• Hoy 24 - Zárate - 34.1° / 36.3°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 41%
  • Otra semana clave en el proceso a los zarateños imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa

    17/2/2020

    Este martes 18 se cumple un mes del crimen de Fernando Báez Sosa ocurrido fuera del local nocturno en Villa Gesell. Ese día habrá una marcha hacia el Congreso en Buenos Aires, convocada por los padres y amigos del joven asesinado y también tendrá su réplica frente al árbol que hoy es una especie de altar, donde quedó tendido el joven, frente al boliche Le Brique en Villa Gesell.
    Pasó un mes también desde la detención de los zarateños y del inicio una investigación que esta semana entra en una nueva etapa procesal. En principio, se espera que en los próximos días los ocho rugbiers detenidos en la alcaldía de Dolores sean convocados para ampliar su declaración indagatoria a partir del agravante de alevosía que la Justicia de Garantías sumó a la calificación que pesa contra los imputados. Después, la fiscal podría redefinir las coautorías.
    Se mantiene hermetismo en la defensa sobre la conducta de los imputados esta vez. Después de ser detenidos se negaron a declarar, pero hay videos que los muestran en distintas circunstancias, numerosa prueba -aunque se esperan resultados de algunas- y el aporte de testigos; lo único que por ahora no tiene el expediente es la voz de los rugbiers.
    Oportunamente, el abogado que los defiende, Hugo Tomei, hizo saber que iban a presentar ante la fiscal Verónica Zamboni su versión de los hechos una vez que haya sido reunida toda la prueba y estén definidos el rol que cada uno de ellos ocupó la noche en que mataron a Fernando, y para ese momento aún falta.
    Fuentes vinculadas al caso entienden que los imputados insistirán en mantener lo que la fiscal, en el requerimiento de la prisión preventiva, sostuvo “es un pacto de silencio” que nació la misma madrugada del crimen.
    Ciro Pertossi, junto a Máximo Thomsen, son por ahora los dos zarateños imputados de ser coautores del homicidio de Fernando. Los otros seis, Lucas y Luciano Pertossi, Matías Benicelli, Enzo Comelli y Blas Cinalli, continúan como partícipes necesarios. Pero eso puede variar de un momento a otro y Benicelli y Comelli, podrían ser considerados “coautores” por la fiscal del caso.

    Será apelada la prisión preventiva

    Se espera que esta semana -como anunció inmediatamente después que el juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli, convirtió la detención de los zarateños en prisión preventiva- el abogado defensor Hugo Tomei apele las imputaciones ante la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Dolores. Tiene plazo hasta el viernes próximo para hacerlo.
    Se cree, en base al fundamento que Tomei ofreció en la audiencia preliminar frente a Mancinelli, el jueves pasado, insistirá sobre las nulidades que planteó sobre una rueda de reconocimiento, una declaración testimonial y las indagatorias: dice que sus defendidos no fueron debidamente notificados sobre el hecho que se les imputa, y eso los puso “en un estado de indefensión”.
    La decisión entonces va a quedar en manos de los camaristas Susana Darling Yaltone, Fernando Sotelo y Luis Defelito, integrantes de la Sala 1.
    En una fiscalía de Dolores quedará radicada la denuncia que, a partir de esas nulidades, hizo el abogado Tomei contra la fiscal Zamboni. Fuentes judiciales dijeron que tramitaría ante el fiscal Mario Pérez.

    Habló la madre de Fernando

    Graciela Báez Sosa pidió a la sociedad que acuda de manera masiva a la manifestación convocada para el martes, a las 18, en la Plaza del Congreso, en la que se pedirá una condena de prisión para los 10 rugbiers acusados de matar a su hijo de 18 años. “Me gustaría que vaya mucha gente”, afirmó.
    “No hay religión, no hay clase social, nacionalidad, raza o edad que frene la violencia. Por eso queremos decir basta de violencia, con energía y decisión, para que se escuche en cada rincón de la Argentina”, agregó.
    La mujer advirtió que el cariño de la gente es lo que le brinda las fuerzas necesarias para poder seguir con la lucha por la búsqueda de justicia, “porque yo, la verdad, estoy destrozada en vida”.
    “Que no haya nunca más otro Fernando, porque esto que le hicieron no se lo merece nadie. No se lo deseo a nadie. Basta de tantas violencias. Yo no voy a recuperar más a mi hijo, pero que se haga justicia y no exista otro más”, afirmó.