• Hoy 27 - Zárate - 10.3° / 11.7°
    • Despejado
    • Presión 1014 hpa
    • Humedad 70%
  • La fiscal imputó a los ocho detenidos como coautores del homicidio

    18/2/2020

    La fiscal Verónica Zamboni, a cargo de la investigación del homicidio de Fernando Báez Sosa, ocurrido hace un mes en Villa Gesell, imputó a los ocho zarateños detenidos como coautores del brutal asesinato. Hasta el momento, solo Máximo Thomsen y Ciro Pertossi estaban imputados como autores. Lucas y Luciano Pertossi, Matías Benicelli, Enzo Comelli, Blas Cinalli y Ayrton Viollaz estaban acusados de ser partícipes necesarios de crimen.
    En el nuevo dictamen, la fiscal Zamboni imputó, además, a Alejo Milanesi y a Juan Pedro Guarino, los dos jóvenes que habían sido liberados por falta de mérito, como partícipes necesarios del homicidio.
    Las nuevas imputaciones lea serán leídas a los acusados mañana, cuando amplíen su declaración indagatoria después de que el juez de Garantías de Villa Gesell David Mancinelli les dictó la prisión preventiva con la agravante de la alevosía.
    La fiscal sumó a la acusación por homicidio doblemente agravado otra por lesiones leves por las agresiones que, en el contexto del ataque y posterior crimen, sufrieron n Ignacio Vaudagna, Juan Manuel Pereyra Rozas, Juan Bautista Besuzzo, Lucas Begide y Tomás D´Alessandro, todos amigos de la víctima.
    En el dictamen donde había solicitado la prisión preventiva para ocho de los acusados, la fiscal Zamboni había calificado el hecho como homicidio agravado por la participación premeditada de dos o más personas.
    Sobre Guarino y Milanesi, la fiscal Zamboni explicó en su nueva imputación que ambos jóvenes ayudaron a los autores del homicidio “incrementando la superioridad numérica, previo acuerdo a tal fin, cooperando en la huida de los mismos para lograr la impunidad del hecho [por el homicidio].
    Citó que, a su criterio y según surge de las pruebas recopiladas en su investigación, acordaron darle muerte “cumpliendo de ese modo el plan premeditado, dividiéndose las tareas”.
    A los cinco primeros les atribuye el ataque, abalanzados por detrás para sorprender a Báez Sosa. “Aprovechando que se encontraba de espaldas e indefenso y actuando sobre seguro en virtud de la superioridad numérica y física”, dijo.
    La representante del Ministerio Público remarcó que [los acusados] se aprovecharon del estado de indefensión de la víctima y siempre “con el fin de darle muerte y cumplir lo pactado” le aplicaron “varias patadas en su rostro y cabeza”.
    A los otros tres les asignó el rol de generar una suerte de barrera que impedía a los amigos de Báez Sosa lo defendieran.

    LA INCOGNITA DEL NUMERO 11

    Desde hace días, se viene difundiendo las versiones que habría un joven más en algunas filmaciones que circulan en los medios y que estarían incluidas en el expediente. Un clima de zozobra se vivía ayer en la ciudad por el crecimiento de la versión que ese número 11 estaría vinculado a la política zarateña. El clima llegó al máximo de expectativas hasta que anoche habló el abogado defensor de la familia Báez Sosas , Fernando Burlando y se dio a conocer una foto que según dijo el letrado, fue tomada 20 minutos después de los episodios donde se asesinó a Fernando aquel 18 de enero pasado en Villa Gesell. En dicha foto que rápidamente se difundió se ve a un joven a quien se indicó como el “número11” pero no se identificó con su nombre.
    El abogado Fernando Burlando, aseguró también que la Fiscalía tiene en su poder comunicaciones entre los rugbiers imputados por el crimen de Villa Gesell en el que admiten el asesinato y piden “flores para fumar”, haciendo referencia a la marihuana. el mensaje fue para a alguien “por fuera del grupo, a alguien que no estaba en Villa Gesell”. Y aseguró: “Se sabe quién lo escribió”, señaló Burlando.
    “Hay piezas dentro de la prueba que otorgó la Fiscalía que son de fundamental importancia, que todavía no fueron evaluadas. El letrado también dijo, que si fuera por él “condenaría a todos” los imputados por el asesinato. Y abogó nuevamente por la calificación legal de la autoría funcional para los imputados por el crimen de Fernando: “Es tal vez lo que más se adecua al hecho cometido”.