• Hoy 27 - Zárate - 13.7° / 14.9°
    • Nublado
    • Presión 1004 hpa
    • Humedad 97%
  • Inspeccionan cerca de 500 comercios por día

    15/4/2020

    Durante las últimas semanas no han sido pocos los reclamos realizados por distintos vecinos ante el incremento desmedido de los artículos de la canasta básica, en medio de la crisis actual por la pandemia de coronavirus.
    Con el propósito de paliar esta situación y para evitar que los especuladores aprovechen el escenario de vulnerabilidad de la población para sacar provecho a través de sobreprecios, semanas atrás el gobierno nacional fijó precios máximos para una lista de productos de consumo familiar esencial, tomando como referencia los valores que tenían al 6 de marzo pasado.
    “No vamos a permitir que se pasen de vivos y se aprovechen de la necesidad de la gente”, había advertido oportunamente el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas.
    Desde el gobierno local, también habían deslizado en su momento que mantendrían la misma tesitura respecto a aquellos comerciantes que no respetaran los precios fijados.
    Fuentes del Ejecutivo Municipal consultadas por este medio, revelaron que en la actualidad, un equipo de inspección de comercios, dependiente de la Secretaría de Gobierno que conduce Juan Manuel Arroquigaray, realiza recorridas diarias con el propósito de detectar estas acciones indebidas.
    Las inspecciones se realizan durante tres turnos: Mañana, tarde y noche. Los inspectores recorren distintos locales de la ciudad (del Centro y la periferia), buscando desalentar estas actitudes que se vieron multiplicadas de manera preocupante durante las últimas semanas.
    En total, revelaron, se visitan aproximadamente 500 comercios por día, donde además de los precios, se controlan otros aspectos como el respeto a las normas de bioseguridad, la frecuencia y el modo de limpieza, ladesinfección del local, la protección de empleados, uso de guantes, barbijos, el vencimiento de los productos y las distancias entre personas.
    “La cuadrilla se acerca con una declaración jurada para que los comerciantes la firmen y se les exige que cumplan con los precios establecidos por el DNU con referencia al 6 de marzo; luego, se regresa al comercio para controlar el cumplimiento”, señalaron desde la Municipalidad. También, y no menos importante, agregaron que en caso de detectar un incumplimiento, se realiza un acta que se envía al Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación “con carácter de causa federal”. Por último, también indicaron que, en caso de que los sobreprecios provengan de los proveedores, se busca informar a los comerciantes sobre la denuncia que pueden realizar ante esta situación.