• Hoy 2 - Zárate - 22.8° / 24.6°
    • Nublado
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 64%
  • Por la cuarentena, creció “considerablemente” el consumo eléctrico en los hogares zarateños

    15/4/2020

    La Cooperativa Eléctrica de Zárate (CEZ) confirmó la semana pasada una abrupta, y nueva, caída del consumo energético industrial comparando el mes de marzo con febrero.
    La cifra de la caída fue del 35% y esto se debió directamente a la pandemia del Covid-19 y las medidas sanitarias de prevención adoptadas por el gobierno nacional.
    El consumo industrial es un indicardor directo del comportamiento de las empresas. A medida que requieren menos suministro, se trata de una señal clara de disminución de la actividad por la cuarentena.
    De hecho a nivel nacional se habla de un 50% de caída de la producción industrial y una gran baja en el rubro comercial en virtud de que muchos locales no pueden abrir sus puertas por el decreto presidencial de cuarentena obligatoria.
    Al comienzo de la pandemia, y tras conocerse tal decreto; la propia Cooperativa Eléctrica confirmó que el abastecimiento del suministro en el Partido estaría garantizado ya que si bien la gran mayoría de los vecinos permanecería en sus viviendas consumiendo energía, este aumento de la demanda se compensaría con la disminución de los valores en el sector industrial.
    En este sentido, la cooperativa local ratificó un aumento considerable del consumo domiciliario realizando un estudio estacional. Según los datos que maneja la distribuidora en el otoño, cada unidad familiar, cada vivienda o medidor, disminuye en el orden de los 30 kW. Y esto tiene una explicación, comienzan las clases, la rutina que marca el verano se corta con el inicio del año calendario y los aires acondicionados ya no se utilizan para refrigerar. De hecho el Centro y la gran mayoría de los barrios cercanos poseen red de gas. Entonces se produce un desplazamiento del consumo eléctrico de verano a otro consumo más repartido en otoño, donde suben los valores del consumo de gas.
    Pero este año fue diferente; y lejos de disminuir la demanda eléctrica en otoño en el orden de 30 kW por vivienda, entre marzo y abril aumentó en los mismos valores, 30 kW. Es decir que se incrementó considerablemente el uso de la electricidad en el sector residencial a raíz de la pandemia y de la cuarentena obligatoria.
    Por su parte, la empresa comercializadora mayorista del mercado eléctrico (Cammesa) consideró en un informe que el consumo hogareño sufrió un considerable aumento en relación a la caída abrupta del 30%, en promedio, del sector industrial, y que hay muchos “picos nocturnos” que se adelantan aproximadamente media hora por la actividad hogareña y se extiende por mayor tiempo hasta después de la medianoche en los hogares, en relación a otras mediciones comparadas con el 2019.