• Hoy 6 - Zárate - 4.3° / 5.2°
    • Despejado
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 68%
  • En el ascenso el parate se siente fuerte

    25/4/2020

    El defensor de Los Andes, Matías Contreras, expuso la problemática que sufren muchos futbolistas. “Hay que empezar a pedir plata prestada para vivir”, comenzó relatando.
    El fútbol del ascenso en la Argentina está viviendo días muy críticos por el parate de los campeonatos por la Pandemia de Coronavirus. Los jugadores no tienen un respaldo económico para sobrevivir sin cobrar, y la problemática empieza a ser dramática en muchos casos: “Hay compañeros que no tienen plata para comer”, contó Matías Contreras, defensor de Los Andes.
    “Hace tres meses no cobramos y todavía no nos completaron una parte del mes de enero. Se hace difícil vivir así, tenes que empezar a pedir plata y la gente tampoco tiene para prestarte. Estamos luchando por algo que nos corresponde”, explicó Contreras, exfutbolista de Godoy Cruz y Estudiantes de Caseros, que actualmente es parte del plantel del “milrayitas”.
    En medio de la cuarentena, Contreras empezó a ayudar en un proyecto de la familia para tener algún ingreso. “Estoy en la casa de mi suegra, donde mi cuñada tiene un negocio gastronómico y ayudamos haciendo el delivery. Es un ingreso de dinero que nos sirve a todos para sustentar el día a día. Además, hago comidas y trato de rebuscármela porque uno se va endeudando y no es la idea, la plata no alcanza”, dijo el defensor.
    “La estamos pasando mal y por eso, a veces, pedimos que los dirigentes se pongan del lado del futbolista. No estamos pidiendo que nos regalen nada, peleamos por lo que nos corresponde. Todos vivimos distintas realidades, entre los compañeros lo hablamos y siempre tratamos de ayudar, pero estamos todos mal económicamente. Hoy tengo una hija que le tengo que comprar los pañales y a mi otro hijo darle de comer”, completó el zaguero central de 25 años.
    Sobre un posible regreso del fútbol, cerró: “Hoy hay que priorizar la salud de las personas, es algo complicado y no es joda, se está viendo en el mundo que mucha gente muere y lo que hicieron acá está bien, hay que cuidarnos el uno al otro. Obviamente está la ansiedad de volver a jugar y de ver cómo se va a reanudar, cada uno pone el granito de arena para empezar lo más rápido posible”.

    Matías Contreras defensor de Los Andes. En el ascenso el parate se siente más fuerte.