• Hoy 22 - Zárate - 19.1° / 20.4°
    • Nublado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 34%
  • Escuela en tiempos de pandemia: entre la educación y la contención social

    30/4/2020

    La propagación de la pandemia de coronavirus por todo el mundo, sin duda marcará un hito en la historia de la humanidad, con una población mundial que se vio empujada a alterar sus hábitos diarios en pos de la preservación de la salud propia y de cada comunidad.
    Sin dudas, un sector que se vio notablemente afectado durante los últimos meses fue el de los niños y jóvenes en edad escolar que, rápidamente, debieron asimilar los cambios que ofrece el actual escenario y adaptarse a nuevas alternativas para no perder la continuidad educativa.
    Pero como en toda realidad, existen matices que plantean nuevas y complejas aristas. En diálogo con LA VOZ, Jorge Montero, director de la Escuela Secundaria Nro. 18 de barrio España, brindó su mirada sobre cómo incide la situación de pandemia en la institución, que mantiene un fuerte arraigo en el vecindario y que, como afirma el directivo, se configura como una pieza de gran relevancia en la vida social de los chicos.
    La realidad social, las condiciones de vivienda y hábitat, la disponibilidad de conectividad y de dispositivos representa un factor fundamental a la hora de pensar alternativas, o al menos un paliativo, al escenario actual.
    “En cuanto a lo pedagógico, no veo una respuesta total de los chicos por la falta de medios, no todos tienen accesos a un internet rápido o a Whatsapp, sino que tienen que depender de un teléfono viejo o con pocos recursos y se complica bastante”, analizó Montero. En este sentido, puntualizó en el interés que muestran los alumnos y sus familias y poder contar con una continuidad educativa y agregó: “Estamos en un 50% de devolución de tareas que se mandan por Facebook o por grupos de Whatsapp. Cada semana o cada 10 días llegan cuadernillos, de Provincia y de Nación que son muy interesantes, y se abalanzan las madres y los chicos para ir a buscarlos, hay mucho interés porque no se desconecten”.
    En sintonía con lo expresado por el Ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, quien hace algunos días manifestó que las clases no volverían hasta el mes de junio o agosto, Montero explicó que el regreso a las aulas será como “arrancar de cero” y remarcó que “hay que entender que la evaluación cambió completamente, que no podemos preocuparnos por las notas en este momento. Cuando vuelvan a la escuela se van a encontrar con los amigos, con nosotros, y nosotros con ellos. Y tiene que ser una relación que sea para mejor”.
    Por esa razón, durante esta temporada de educación a distancia, el mensaje trasladado al cuerpo docente de la institución fue también el de propiciar espacios de contención -a pesar de que algunos alumnos no puedan cumplir con los trabajos- con una canción, un poema que no sólo proporcione un momento de reflexión, sino también “una caricia al alma”.

    ASISTENCIA EDUCATIVA Y TAMBIEN ALIMENTARIA
    Por otra parte, además de los desafíos pedagógicos que se presentan en este contexto, también confluyen en la escuela las necesidades sociales que atraviesan los vecinos y miembros de la comunidad educativa. Con una articulación del Ministerio de Desarrollo Social a través del Consejo Escolar, semanalmente se entregan allí bolsones de alimentos; durante la primera entrega, se acercaron 7 bolsones. En la segunda, el número escaló a 85.
    Montero, junto a las autoridades del establecimiento y al personal auxiliar, abre la escuela para armar los bolsones y hacer esas entregas. Ordenadamente y con un gran sesgo solidario, de cuidado mutuo y respeto, los vecinos concurren para recibir la ayuda que les servirá para paliar la difícil situación económica, que tiene entre los más afectados, a trabajadores informales y autónomos.
    “Los bolsones son bastante completos, tienen lo mínimo e indispensable y un poco más. El barrio es muy ordenado y muy solidario. No somos héroes ni nada, estamos haciendo lo que corresponde”, destaca el directivo.
    La tarea de asistencia, también se complementa con las acciones de la Capilla Don Bosco y las jornadas que se llevan a cabo en la Escuela Secundaria Nro. 18 ubicada en barrio España los lunes y jueves, a las 13 horas, donde asisten miembros de gremios como Suteba, Uocra y Guincheros para llevar a cabo una olla popular.

    El establecimiento educativo ubicado en calle España 2395.