• Hoy 2 - Zárate - 5.8° / 5.9°
    • Despejado
    • Presión 1023 hpa
    • Humedad 86%
  • El tráfico de buques es normal en TZ pero la operatividad se mantiene a la baja

    21/5/2020

    El lunes abrieron las compuertas de la represa hidroeléctrica Itaipú, ubicada entre Brasil y Paraguay, para posibilitar la navegabilidad del río Paraná que llegó a su nivel más bajo de los últimos 20 años.
    Esto permitirá “la reactivación del dinamismo comercial en la hidrovía, afectada por la situación hidrológica” y “tendrá un impacto positivo para la economía nacional”.
    La apertura ayudará a aumentar el caudal del río Paraná y fue autorizada la semana pasada por el Consejo de Administración de la Entidad.
    El río Paraná registró ayer una altura de 25 centímetros frente al puerto de Zárate, según los datos de Prefectura Naval Argentina.
    El descenso en Paraná, comenzó el 24 de febrero, cuando marcó 2,74 metros. La situación actual es el menor caudal tras los 0 metros detectados en 1970. De hecho todo el fin de semana el río frente a las costas zarateñas mostró 0 metros.
    A raíz de la bajante, salieron a la luz numerosos bancos de arena en el Paraná Guazú y en el Paraná de Las Palmas.
    Según el Instituto Nacional del Agua, la falta de lluvias, y las condiciones climáticas de los últimos meses en las cuencas que aportan al caudal del río Paraná son las principales causas de la bajante
    El bajo nivel del río ha significado que las empresas agroexportadoras que operan en Argentina, como Bunge y Cargill, carguen buques tipo Panamax, que generalmente transporten entre 50 mil y 55 mil toneladas, con alrededor de 10 mil toneladas menos. No obstante, la bajante está siendo “disimulada” por la falta de tráfico de buques a raíz de la merma económica y comercial en el marco de la pandemia.
    El gremio Fempinra local, que concentra a todos los gremios de la portuarios y navales, informó que la situación en la Terminal Zárate, respecto al tráfico de buques, sigue siendo normal y la operatividad se mantiene a la baja debido a que no hay movimientos de barcos como consecuencia del “parate económico mundial” producto de la pandemia.