• Hoy 2 - Zárate - 22.8° / 24.6°
    • Nublado
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 64%
  • Medida de fuerza gremial en las centrales nucleares

    13/8/2020

    Desde la medianoche de ayer y hasta el 14 de agosto los trabajadores del gremio Luz y Fuerza Zárate de la calle De la Torre desarrollarán un paro de actividades en el marco de las denuncias que realizaron por “indiferencia ante los planteos gremiales, ‘aprietes’ y maltrato laboral”.
    La medida de fuerza se inició a las 00.00 horas de ayer miércoles y se extenderá hasta las 24.00 horas del viernes, y consta de paros de cuatro horas por turno en todos los sectores de planta de semana calendaria y turno rotativo. Asimismo, agregaron que durante los períodos de paro se garantiza la seguridad en las Centrales Nucleares Atucha I y II y disponibilidad de CNA I.
    “La medida gremial se debe a la sistemática falta de respuesta de la empresa a todos los planteos que fueran efectuados por nuestra entidad sindical, y el sostenimiento de un clima laboral que afecta la organización de trabajo y la salud de los trabajadores en la empresa”, explicaron desde el sindicato, y lamentaron que “luego del cambio de gobierno, que permitió tener esperanzas sobre la mejora de la situación, dentro de la empresa sigue pasando lo mismo”.
    Segun ampliaron, “entre los reclamos que nunca fueron atendidos por la dirección de NASA está el reconocimiento a los trabajadores declarados esenciales en el marco de la pandemia; igualdad de trato al personal de semana calendaria respecto del pago de gastos de movilidad; recomposición salarial y respeto del principio de ‘igual remuneración por igual tarea’; el cese de los abusos de autoridad y tratos discriminatorios hacia los trabajadores por la jefatura; reconocimiento de la entidad gremial en diversas instancias; complimiento irrestricto del Convenio Colectivo de Trabajo aplicable”.
    Por otra parte, también remarcaron su preocupación por la indiferencia ante los reclamos y “los aprietes y malos tratos a compañeros dentro del lugar de trabajo, lo que constituye una flagrante violación a las normas nacionales e internacionales”.