• Hoy 30 - Zárate - 26.7° / 27.5°
    • Despejado
    • Presión 1006 hpa
    • Humedad 42%
  • El problema de los incendios

    18/8/2020

    Los grandes incendios del Delta, que mantienen al gobierno nacional ocupado con diversos operativos, repercutieron durante todo el fin de semana largo en la ciudad.
    En principio ayer, se incendió una palmera en barrio Meteor. Y el motivo de tal suceso se relaciona directamente con alguna ceniza que voló de la zona insular y comenzó a prender fuego al inmenso ejemplar.
    Es por ello que cerca de las 19:30 horas, los bomberos debieron dirigirse hacia la zona norte de la ciudad y extinguir el fuego con una escalera, dado que debajo del árbol se encontraba una casa.
    Luego el día domingo fue de mucha labor, ya que un total de seis dotaciones de bomberos debieron intervenir en inmediaciones al recreo Keidel, en el sector insular, a raíz de que un fuego declarado en un bañado amenazaba con extenderse hacia unas viviendas.
    Más de 20 bomberos estuvieron desde las 15 horas tratando de frenar el avance del fuego. Cerca de las 20 horas regresaron al cuartel pero a las 23 debieron volver a la isla ya que la dirección del viento había cambiado y amenazaba con avanzar hacia otro flanco de las viviendas ubicadas en el camino de acceso al conocido recreo. Finalmente los bomberos retornaron alrededor de las 2 de la madrugada, totalmente exhaustos ante los diversos focos de incendio que se dan en la isla a partir del gran incendio de pastizales que afecta a todos los municipios del Delta.
    Por último, y también de íntima relación con los incendios del Delta “profundo”, se registró un incendio en el barrio Pasuco, cuando muchos pajonales comenzaron a arder como producto de alguna ceniza que voló de la costa de enfrente.
    La sequedad del invierno y los incendios de la isla están generando muchos inconvenientes también en la zona continental con la dispersión de cenizas y la generación de distintos focos ígneos dispersos en cercanías a la zona urbana.
    El pasado domingo, muchos vecinos sintieron ese penetrante olor de pastizales, árboles y plantas quemadas proveniente de distintos puntos de la zona insular. Hasta el paisaje ha cambiado en estas semanas y los ojos de los vecinos ya se acostumbraron a esa franja grisácea que se posa en el horizonte hacia el norte y el noroeste, que desentona radicalmente con la postal habitual.
    Muchos de los incendios -gran parte de ellos intencionales- suelen ubicarse en zonas inaccesibles para bomberos y brigadistas, que muchas veces redoblan los esfuerzos en casos donde se encuentra peligro una vivienda de algún vecino isleño. Durante el fin de semana, se registraron focos en la isla Talavera, en la zona insular de Campana y Zárate, y en las inmediaciones de Ibicuy, en Entre Ríos.

    En la tarde del sábado se produjeron grandes columnas de humo por incendios en los pajonales cerca del puente, donde salen residuos cloacales.