• Hoy 21 - Zárate - 13.2° / 14°
    • Nublado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 50%
  • Se celebra el Día del Jubilado

    19/9/2020

    Mañana, 20 de septiembre, se celebra en nuestro país el Día del Jubilado, en conmemoración de la sanción de la Ley 4349 de Jubilaciones para empleados del Estado, que se aprobó esa fecha pero del año 1904 durante la presidencia de Julio Argentino Roca.
    LA VOZ dialogó con Virginia Ayala, secretaria de la Asociación de Jubilados y Pensionados de Lima (AJyPLI) ubicada en Avenida 11 640,cuya institución fue fundada el 5 de diciembre de 1985 y que a lo largo del tiempo logró ocupar un espacio de gran relevancia en la comunidad limeña.
    Sin dudas, se trata de una celebración por demás particular. Espacios como los centros de jubilados, además de los importantes servicios que cuentan, se configuraron como lugares de encuentro y comunión entre los adultos mayores que se reúnen a participar de distintas actividades.
    “Nosotros teníamos más o menos 450 personas asociadas; el lugar es muy lindo, trabajamos mucho con el alquiler del salón, con eso nos manteníamos y también con la participación del PAMI que nos subsidiaba varios talleres, como el de Tango, Gimnasia, Cocina y Memoria, y aparte teníamos Pedicuría y Reflexología”, cuenta Virginia.
    Todo indicaría que el actual contexto de pandemia desarticularía las actividades y deprimiría la participación de los socios; pero si algo planteó este escenario, es la necesidad de reinventarse y vencer los distintos obstáculos que se presentan. En este sentido, desde AJyPLI comenzaron a implementar la modalidad virtual a traves de talleres por Whatsapp o por Zoom, logrando una importante participación de los asociados. “Me sorprendió que todos están asistiendo y trabajan tan bien, esto muestra que la necesidad es grande más allá de que siempre hubo mucho interés. Se nota el deseo de estar conectados con el mundo”, explica Virginia y agrega: “El primer mes estuvimos sorprendidos hasta que nos acostumbramos a la forma de vivir. Pero luego con la participación de los profesores, que se conectaron con nosotros y nos hablaron lo que iban a hacer, pusimos manos a la obra. Costó, no fue fácil, pero una vez que se fue el miedo de las primeras conexiones, con un poco de ganas, entusiasmo, todo se pudo. Hay una asistencia como era en presencia”.
    La merma en las actividades de distintas instituciones trajo aparejado problemas financieros y económicos, dado que muchas de ellas se ven imposibilitadas de llevar a cabo los procesos de cobranza que resultan indispensables para sostener estos espacios.
    “Estar parados trae muchos problemas, son muchos meses que no genera dinero el centro y estamos manteniendo todo con lo que teníamos y hemos ahorrado. Somos muy cuidadosos en la parte de Tesorería, y estamos muy bien administrados”, explica Virginia. AJyPLI mantiene una cuota anual de $200, por lo cual resulta muy accesible a sus socios y a la vez, aporta para el sostenimiento del lugar. Pero a pesar de las dificultades, la Secretaría de la institución sostiene: “Seguimos adelante, trabajando como hasta ahora. Esto no va a cambiar nuestra forma de pensar, de seguir renovando cosas”.