• Hoy 29 - Zárate - 9.8° / 10.8°
    • Nublado
    • Presión 1017 hpa
    • Humedad 92%
  • Justicia y cuarentena fueron los ejes de un nuevo banderazo

    22/9/2020

    En menos de una semana, centenares de argentinos salieron de nuevo a las calles en todo el país para protestar contra la reforma judicial -que sumó el reclamo de los tres camaristas apartados días atrás de Cómodo Py por el Senado antes de que se pronuncie la Corte Suprema- las restricciones que continuarán en la nueva cuarentena y las medidas económicas adoptadas por el Gobierno, en especial el dólar.
    El quinto banderazo contra el Gobierno nacional -los tres primeros habían sido en fechas patrias y el último, el domingo pasado- tuvo de nuevo como epicentro el Obelisco porteño y se sumaron manifestaciones en La Plata, Zárate, Campana, Misiones, Neuquén, Córdoba, Bahía Blanca, Mendoza, Rosario y otras ciudades del país.
    La convocatoria fue también por las redes sociales y pocos fueron los dirigentes opositores que participaron. En las calles se volvieron a destacar los colores de la bandera argentina y pancartas, la mayoría en defensa de la Justicia. El presidente, Alberto Fernández, y la vicepresidenta Cristina Kirchner eran los más apuntados. Muchos acudieron a la marcha en los distintos lugares de protesta en autos a fin de mantener las medidas de distanciamiento social.
    Los manifestantes autoconvocados opositores al gobierno, protestaron contra la extensión del aislamiento social y la reforma judicial emprendidas por el Ejecutivo nacional y el desplazamiento de tres jueces que investigaron causas por corrupción de la ex presidenta. También contra las medidas económicas en torno a la moneda estadounidense, apenas días después que se anunciaran nuevas restricciones para la compra del dólar ahorro.
    Algunos manifestantes en el obelisco porteño portaban pancartas con frases como “Cuando la corrupción se convierte en ley, la rebelión es un deber”, “No a los jueces indignos’’ y “Justicia libre ya’’.
    También hubo sectores que expresaron su negacionismo respecto al coronavirus con carteles que leían “OMS miente, COVID-19 no mata’’ o “No a la vacuna obligatoria, mi cuerpo es mío lo cuido yo. El de mis hijos también”.