• Hoy 8 - Zárate - 9.2° / 13.8°
    • Nublado
    • Presión 1025 hpa
    • Humedad 64%
  • Otra vez actos de vandalismo y robos en el Cementerio local

    30/11/2020

    Desde la delegación local de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) difundieron un comunicado en el que describieron nuevos hechos vandálicos en el Cementerio Municipal, a la vez que exigieron mayores medidas de seguridad.
    En lo que va del año, fueron varias las ocasiones en las que la necrópolis local sufrió ataques de distinta índole que van desde pintadas hasta roturas de bóvedas, nichos e incluso ataúdes. Tal como adelantara este medio en base a muchos testimonios de vecinos damnificados, el cementerio hoy es “tierra de nadie” en horas de la noche; llevándose a cabo todo tipo de hurtos y destrozos de parte de delincuentes que ingresan saltando la medianera y robándose todo a su paso. Desde floreros y placas de metal y bronce hasta cables de cobre para ser revendidos. A su paso, rompen lápidas, fuerzan candados de bóvedas y rompen canastos.
    “Desde la Seccional ATE Zarate, entidad gremial, volvemos nuevamente a exigir que algún organismo ministerial, político, eclesiástico, legislativo, judicial y policial, escuche el clamor de trabajadores del cementerio y vecinos, ya que el Municipio de Zárate es incapaz a la hora de poner fin a los destrozos y hurtos. En horas de la noche de este sábado se volvieron a llevar cables, esta vez son los de acometida de alimentación eléctrica trifásica”, revelaron desde el gremio
    La falta de custodia y medidas de seguridad en el Cementerio es el factor principal señalado por el gremio, pero también expusieron, como en otras ocasiones, las dificultades laborales. “¿Qué pasa con nuestros trabajadores? Para ellos no hay bioseguridad y tienen que estar absorbiendo los gases y olores putrefactos de los ataúdes amontonados en la capilla como depósito transitorio de fallecidos por Covid. ¡Basta ya!”, expresaron desde el sindicato.
    A su vez, confirmaron que no hay vigilancia en el cementerio por las noches y que tampoco se ve a la policía dando rondas por las inmediaciones del barrio. De hecho el martes pasado, en horas de la mañana, un delincuente que era perseguido por la policía ingresó al cementerio para refugiarse y finalmente no pudo ser detenido.
    Esto sucedió el martes pasado en horas de la mañana, cuando las sirenas alertaron al personal de ingreso al cementerio sobre la persecución de un delincuente. La policía ingresó, buscó, pero no lo encontró. Todo a plena luz del día y con muchos vecinos dentro.

    Daños en el sistema eléctrico del Cementerio.
    A %d blogueros les gusta esto: