• Hoy 18 - Zárate - 6.1° / 9.2°
    • Nublado
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 82%
  • Operativos en fiestas clandestinas

    14/12/2020

    A pesar de que el Concejo Deliberante aprobó una Ordenanza que días atrás fue promulgada por el intendente Osvaldo Cáffaro, donde se establecen severas sanciones a los organizadores de fiestas clandestinas, durante el pasado fin de semana se desarrollaron varios operativos por reuniones y fiestas en domicilios particulares.
    Segun detallaron desde la Municipalidad, “la ordenanza tratada y aprobada en el Honorable Concejo Deliberante, en primera medida, busca impedir que se realicen fiestas clandestinas, y en caso de detectarse estas fiestas, facultar a las autoridades competentes para aplicar multas severas a los propietarios de los espacios en donde se desarrollen, los organizadores, y a toda aquella persona que colabore o incite a llevar adelante los encuentros sociales que van en contra de las medidas que rigen a nivel nacional, provincial y municipal, teniendo en cuenta que la pandemia aún no ha desaparecido, y el peligro de contagio sigue siendo una gran preocupación”.
    En este marco, el incumplimiento de la normativa prevé multas de un mínimo de 500 módulos, importe equivalente a $1.109.250 hasta un máximo de 3.000 módulos lo que equivale a $6.655.500.
    Pero las duras penas económicas que establece la ordenanza no fueron suficientes para desalentar durante el fin de semana las fiestas clandestinas que, según analizan desde la Municipalidad, además de no contar con la autorización pertinente, se realizan en medio de una pandemia con serios peligros para la salud.
    En este sentido, uno de los operativos realizados este fin de semana durante la madrugada del viernes, tuvo lugar en las inmediaciones de Larrea y Gallesio; allí, en un domicilio particular, el personal de la Dirección de Prevención Urbana y miembros de la Secretaría de Seguridad, con apoyo de Prefectura Naval Argentina intervino para desactivar la fiesta que reunió a más de 140 jóvenes. La presencia de las autoridades puso fin a la fiesta clandestina y además se realizaron controles de alcoholemia y de documentación de aquellos que se retiran en vehículos.
    Otro de los operativos se realizó en el barrio El Mangrullo, donde se detectó la presencia de cerca de 70 personas. “En un terreno armaron un tipo bar. Ya van varios fin de semana que se generan reuniones donde beben y ponen música alta con gran concurrencia de personas”, señalaron vecinos de la zona a LA VOZ, quienes también se quejaron por la gran presencia de residuos que quedan tras estas reuniones.
    Por último, la mayor aglomeración de personas se vio en una fiesta registrada en barrio Los Ceibos, donde también debieron intervenir las autoridades.
    Más de 250 personas concurrieron a una convocatoria en una vivienda destinada a la realización de este tipo de eventos. Al igual que en los casos anteriores, desde Dirección de Prevención Urbana y Prefectura Naval se presentaron en el lugar para impedir la continuidad del evento en desarrollo, que violaba varias de las normas vigentes. En todos los casos -confirmaron desde la Secretaría de Seguridad- se labraron las actas pertinentes, por lo cual los organizadores deberán enfrentar las sanciones establecidas.

    Operativo de la DPU y la Policía en el barrio “El Mangrullo”.

    Este fin de semana comenzó a regir la Ordenanza que pena con duras multas a este tipo de eventos

    En Zárate quedó promulgada una ordenanza que prohíbe y sanciona las fiestas “clandestinas” con duras multas.
    Organizadores o el propietario del inmueble a quien se lo considera responsable solidario pueden ser penados con multas van del millón a los siete millones de pesos.
    Fiestas clandestinas es una reunión de numerosas personas en un evento que no ha sido autorizado por la Municipalidad y que para realizarse requiere esa autorización. No incluye a los eventos familiares o de amigos siempre que los participantes no sean más de 20 personas. Esto está dispuesto por el Decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 956 el cual autoriza encuentro de no más de 20 personas.
    El Tribunal de Faltas labrará el acta de infracción, fijará el monto de la multa, que se mayor según sus agravantes. Si la misma no es abonada por el titular de la infracción, el departamento de Legales municipal le iniciará un juicio que implicará el embargo de la propiedad donde fue detectada la fiesta.

    A %d blogueros les gusta esto: